Mapa de recursos


Tierra de Marinos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El mar constituye la base económica del municipio de Ribeira.

Es tal la dependencia de las gentes de Ribeira hacia el mar, que aunque faene el 40% de la población, realmente el 100% vive de él. La pesca de bajura, la pesca de altura y la busca de nuevos caladeros son las principales preocupaciones de las gentes de Ribeira.

 
El conflicto que tiene ahora en vilo a las familias ribeiranas es el del caladero marroquí. Los pescadores siguen con atención el reinicio de las negociaciones con ministerio de pesca marroquí. Esta vía está supeditada a la disponibilidad de Bruselas a renegociar y a la presentación de proyectos integrados que supongan el desarrollo de inversiones en los puertos de Marruecos. Esta via interesa a la flota artesanal de Ribeira, a sus palangreros. Está flota es la que está más en disposición de invertir en tierra, En concreto la Asociación de armadores del palangre de Ribeira, Orpal, ha diseñado un proyecto de cooperación que ha entrado en la linea de las pretensiones de los marroquíes. Esta propuesta implica el desembarco de las capturas en los puertos africanos, creación de empleo en sus industrias de transformación, el fomento de la innovación tecnológica, y la formación pesquera, el apoyo para lograr una denominación de origen, y la implantación de industrias de transformación de sardina. Otros barcos de Ribeira no han podido esperar y están tratando de recolocarse en otros caladeros. Dos palangreros están en Uruguay con una campaña experimental para analizar las posibilidades de la merluza rosada y el mero. Otros tres barcos de Ribeira han escogido Perú para valorar la viabilidad de sus aguas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook