Mapa de recursos


EL MAR DE LOS ÁRTABROS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Navegamos por el mar de los Ártabros entre Malpica y A Coruña

Bienvenidos a esta tierra de Ártabros, a esta que es una costa semisecreta. La costa ártabra sin duda es la joya del litoral septentrional gallego. Pero sigue siendo una de las grandes desconocidas; por eso hoy intentaremos hacer justicia a sus múltiples encantos.

 
Esta ruta, más fecunda de lo que parece, ofrece una gran variedad de perspectivas de la que llaman la Costa de los Ártabros. Un mar habitualmente silenciado en las guías donde efectivamente todo es vida.
Su principal tramo despierta en Malpica, con una llamativa franja acantilada que la enlaza con Coruña.
Entre Punta Cuado y Punta Muxeiro. Su eslogan es simplificador como todos pues es ?puerto pesquero y villa marinera? donde las faenas del mar marcan el ritmo de sus gentes.
Aquí, a poco que el mar se enfade quiere tragarse la tierra, una costa que ha sido más que tallada con intenciones: Punta Falcoeira, es el perfecto ejemplo antes de abandonar nuestro primer tramo.
La costa malpicana muere en Punta de los Guichos, a las puertas de Carballo. Al doblar Punta de Chan, el derrotero nos conduce al poco menos que vertiginoso arenal de seis kilómetros que se conoce por Razo-Baldaio. Es el pulmón del litoral de Bergantiños, y estremecido por los vientos, a modo de barrera protege la laguna de su mismo nombre. Decir Baldaio es decir buena playa, campo de dunas y zona húmeda vital. A cambio la naturaleza la dotó de una importante resaca y un respetable oleaje.
Porque esta costa tiene tanto de hermosa como de peligrosa. Sino miren, ya en la villa de Caión el mar castiga a golpe de ola. Y Punta de Olas se llama el extremo más expuesto al Atlántico de esta lengua arrebatada al mar.
El puerto Larachés, pese a su crecimiento mantiene algunas gotas de tipismo. Caión tiene a su favor la tranquilidad y el poder vagar sin rumbo por su muelle, o por su playa que en los días de verano tiñe a los turistas del mejor bronceado. A estas alturas podemos decir que en nuestra ruta alternan esperpénticos tramos rocosos con auténticos playones como el de Barrañán. Uno de los espacios naturales con más valor ecológico de Galicia, especialmente por sus dunas Sin duda esta playa invita a tomar el sol entre las contorneadas montañas de arenal, o a pasear al abrigo de estas misteriosas rocas que alimentan la imaginación popular. Playas como la de Valcovo, la de Ucha, o la de Alba completan la oferta veraniega de esta costa, cada vez más próxima a la ciudad Herculina. Arenas finas que se levantan a golpe de viento.
El mismo viento que hace tambalear las embarcaciones de los pequeños puertos de Suevos y Sorrizo, donde cuenta la leyenda que existe una ciudad sumergida. Ya podemos decir que estamos a la misma entrada de Coruña, un perímetro que muy pronto se verá ampliado hasta Punta Langosteira.
En esta ensenada, que responde al nombre de Becha, se ubicará el futuro puerto exterior de Coruña. Las obras se han iniciado y por lo que vemos, la actuación promete.
Al menos así lo ha percibido la ciudad coruñesa que está centrando sus esfuerzos en el proyecto de ampliación de su recinto portuario en este enclave paisajístico.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook