Mapa de recursos


LA COSTA MÁGICA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Entre Cariño y Cedeira la costa se abre ante nosotros bella y legendaria.

En A Serra da Capelada, abundan espléndidas panorámicas. Este conjunto montañoso cae al mar en forma de pronunciados acantilados que dan lugar a uno de los parajes costeros más bellos y espectaculares de la costa española. Destaca el mirador de Vixía Herbeira por ser uno de los más altos de Europa.

 
Las Rías Altas son sinónimo de mar abierto, de océano infinito, de acantilados y paisajes de vértigo.
En este recorrido por la costa norte llegamos a Cedeira, un municipio sorprendente que contrasta paisajes delicados con la costa más abrupta de este litoral.
Incluso el misticismo está presente. Desde la capilla de San Antonio ya disfrutamos de la ría de Cedeira incluso de la playa. PeroPunta Candieira nos muestra como pocas los rigores de este mar. La visita al faro nos sirve de excusa para contemplar los Galos de Candieira, un conjunto de peñascos donde el océano desahoga su fuerza.
La Sierra da Capelada, que se extiende desde Cedeira hasta Cariño, nos conduce hacia la costa de San Andrés.
La llanura cae al mar en unos saltos vertiginosos. El paisaje es casi irreal, por la diversidad de flora y fauna, mezclada con nieblas y animales salvajes. Tanta belleza ha hecho que estos parajes estén catalogados como Espacio de Protección Especial. Continuando con paisajes irreales, o fantásticos, llegamos a la Ensenada de San Andrés, donde es obligatorio descender hasta Teixido, que ganó este nombre por la cantidad de tejos que hubo en otros tiempos.
La fantasía se materializa ahora en una mezcla de religión y paganismo, la visita al santo con los amuletos de miga de pan y las hierbas de namorar.
Abandonamos el pueblo de Teixido, que es como salir de un cuento, y nos dirigimos hacia el centro de la ensenada. Mirador de Vixía de Herbeira corona los acantilados más altos de Europa, con 620 metros sobre el océano, con estos datos casi sobran las palabras.
Recuperamos el aliento en busca de más paisajes que nos conmuevan tanto como este.
Este tramo de la Sierra da Capelada tiene como únicos habitantes el mar y el viento casi siempre furioso que lo agita.
Y no varía mucho en nuestro paseo por cabo Ortegal. Mar abierto, rocas imponentes fuera y dentro del mar, olas, espuma y el faro, que casi pasa desapercibido en medio de esta grandeza.
Aunque esta es la costa más abrupta de la península desafiamos a los elementos y nos embarcamos para contemplar desde otra perspectiva este espectáculo de la naturaleza.
Bajo el faro se sitúan Os Aguillóns, una cadena de islotes imponentes que nos reciben algo desconfiados, pero que acceden a mostrarnos toda su belleza. La leyenda, como no, acompaña este lugar, y asegura que estas rocas son tres frailes petrificados.
Este paisaje de ensueño nos ha conducido hacia una villa que nos mantiene la ilusión solo con nombrarla, llegamos a Cariño.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook