Mapa de recursos


AL OTRO LADO DEL RÍO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las fuentes minero-medicinales se reparten por toda la provincia

Entramos en la ciudad por el antiguo Camino Real, actual ruta Xacobea y primitiva vía romana, que atraviesa el populoso Barrio del Puente y cruza el río por el Puente Viejo que conserva su encanto medieval.

 
La ciudad de Ourense es la del agua, la del río que la baña, pero también de las fuentes que recogen aguas de monte y arroyos y que alimentan este paisaje.
La única provincia gallega sin costa no tiene nada que envidiar a las otras tres con horizonte marino. Montes en tonos tierras y verde y el valle casi siempre envuelto en una nebulosa que nos invita a volar la imaginación.
El camino de Santiago pasa por aquí. Es el llamado camino real, que hoy seguiremos en un corto y bello tramo.
Esta vía empedrada atraviesa el pequeño pueblo de Cudeiro que es un fantástico mirador.
Por este camino se salpican las fuentes que dan de beber al peregrino, aunque las que más nos gusta es la que se encuentra en el mismo centro de la villa.
La Iglesia, el Cruceiro y la Fuente. Los tres elementos en un mismo entorno, en la Plaza do Turreiro, al pie del camino real y uno de los puntos emblemáticos. Por que esta es actual ruta Xacobea, pero ya fue primitiva vía romana que unía Lucus Augusta con Astorga.
La iglesia marca el ritmo del lugar, no sólo porque indica el paso de las horas, sino porque es el núcleo de la vida en Cudeiro. Todo un lujo tener como guía unos restos románicos aderezados con un retablo manierista que se conserva perfectamente en el interior.
Continuamos nuestra ruta y las indicaciones nos llevan hasta la fuente del santo, para aliviar la sed.
En Eiroás tenemos otra perspectiva de la ciudad, más cercana y por la tanto más urbana y cosmopolita, también hay aquí un Pazo, señal de buenos tiempos pasados. Seguimos la ruta del camino real, también llamado Camiño do Noso señor El Rey, que nos conduce al antiguo barrio de Canedo, hoy Barrio del Puente.
El empedrado vuelve a servirnos de guía y nos invita a atravesar el tiempo por una de las construcciones romanas de la ciudad: El Puente viejo.
Cruzamos el bello camino contemplando las aguas que una vez más nos marcan el itinerario y nos conducen a la ciudad que nos espera al otro lado del río.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook