Mapa de recursos


PAISAJE DE PIEDRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pontevedra es dueña de un precioso casco antiguo, declarado de Interés Histórico - Artístico.

En Pontevedra nos aguarda uno de los conjuntos históricos y monumentales mas importantes de Galicia Una ciudad romántica que nos sorprende por su arquitectura antigua, calles empedradas, bellos soportales protegiendo la entrada de singulares edificios y hermosas plazas cargadas de historia.

 
Ya hemos conocido buena parte de la ciudad romántica, pero desde la época de Teucro muchos pueblos han pasado por aquí dejando sus huellas en cada esquina. Hoy en día Pontevedra es una ciudad museo. Su zona histórica no es de grandes dimensiones pero podríamos tardar toda una mañana para ver cada uno de sus monumentos. Hoy hemos decidido acompañar a Diego en una visita guiada por el casco viejo.
Comenzamos en la Plaza de la Herrería, que es punto de encuentro de niños y palomas, de café de tarde y periódico del domingo. Charo, es nuestra guía, lo sabe todo de Pontevedra y nos cuenta que el nombre se debe a los herreros que trabajaban en los soportales de la plaza. Se junta con los jardines de la plaza de Ourense, que son los del convento de San Francisco, hoy edificio de Hacienda, y pegada su iglesia, del siglo XIV.
Aquí mismo, en los jardines, la fuente que ?da de beber a quien pasa?, porque antes se encontraba en la puerta de trabancas, paso de entrada de los peregrinos. Y además esta ciudad presume de ?Boa Vila?, de ser villa generosa y amable con los forasteros y de calmar su sed con decenas de fuentes.
La capilla de la Virgen Peregrina es un curioso templo mezcla de barroco y neoclásico, con planta en forma de vieira, según nos cuenta Charo. Seguimos a Diego por las calles de Pontevedra, que hablan de la historia en cada nombre, como plaza de la leña, donde esta el museo, la de la verdura, con una fuente de difícil manejo, la de Méndez Núñez, donde pasea Valle Inclán.
Bajamos por la calle real que es parte del camino Portugués y nos llevaría hasta el Puente del Burgo, aunque nos quedamos en la plaza de Teucro. Charo nos explica la historia del guerrero griego que fundó la ciudad, mientras nos vemos arropados por fachadas de casas señoriales como la de los Gago y Montenegro.
Pontevedra está plagada de edificios distinguidos, de escudos que anuncian un pazo, de balcones de forja o de soportales protegiendo a los caminantes de la lluvia.
Nos dirigimos ahora hacia la Basílica de Santa María, y en nuestro camino descubrimos una placa que nos indica que aquí hubo un cementerio judío.
La basílica es un buen ejemplo de arquitectura renacentista. Se construyó con aportaciones del gremio de Mareantes que no escatimaron en gastos. Puntilla rodeando la planta, techos con nervios, retablo en nogal y castaño y una fachada obra de Cornelius de Holanda digna de una catedral.
Continuamos callejeando por las calles de Pontevedra dejando pasar las horas en este bello paisaje de piedra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook