Mapa de recursos


Baiona, la Villa Real

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Baiona, es Villa Real desde el día en que llegó la Pinta de arribada

El descubrimiento es un tema recurrente en las plazas y monumentos de Baiona.La villa tiene un encanto especial que la convierte en enclave único de las Rías Baixas, porque en ella conviven la historia y el turismo, pero siempre con el mar como principal protagonista.

 
Baiona lleva grabada la historia en sus piedras. Un pasado que se trasmite de boca en boca, sobretodo cada verano, cuando estas tierras se inundan de turistas y visitantes en busca de buen clima, buenas playas y una completa oferta de servicios.
Baiona fue el primer puerto europeo en conocer la noticia del descubrimiento del nuevo mundo. El 1 de marzo de 1493 llegaba a su ría la Carabela La Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón y pilotada por el pontevedrés Cristóbal García Sarmiento.
Las noticias fueron trasladadas inmediatamente a los Reyes Católicos, los que autorizaron a la villa a ocupar la fortaleza de Monte Boi, hoy Monte Real, para protegerse de las continuas invasiones. Con motivo del V Centenario del Descubrimiento de América se construyó una réplica de la Pinta que permanece amarrada al puerto de Baiona y que alberga en su interior un pequeño museo precolombino, recreo de la época.
Pero en su conjunto histórico- monumental, tenemos que destacar también el Parador del Conde de Gondomar, la fortaleza que desde siempre ha dominado la vida de Baiona. Este Castillo, hoy de enclave turístico, todavía conserva los arcos de entrada y tres torres; la del reloj, la de la Terraza y la del Príncipe.
Visitar Baiona está al alcance de todos: hoteles y hostales de diferentes categorías, establecimientos de comidas de lo más variados y terrazas en las que resulta sencillo enamorarse del paisaje, con lo que cada rincón nos ofrece.
Elegante como ninguna otra, esta villa está repleta de monumentos, muchos de ellos hacen honor al descubrimiento de 1492. Ejemplo de ello lo tenemos en el pozo de la Aguada, donde Pinzón abasteció la embarcación para partir hacia el Puerto de Palos.
El cruceiro de la Santísima Trinidad o la Virgen de la Roca, dedicado a las víctimas del mar, son otras obras en las que de nuevo nos asalta la historia.
Baiona no sólo es verano, pues es durante los 12 meses del año uno de los puertos deportivos más importantes de Galicia y con reconocida fama en toda Europa. No en vano, cuenta con el Monterreal Club de Yates, organizador de importantes regatas internacionales.
Y es que Baiona lo reúne todo para ser uno de los balcones abiertos al mar más preciados por aquellos que alguna vez lo visitaron, y que sin duda siempre vuelven.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook