Mapa de recursos


PALACIOS DE PIEDRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Paseando por las rúas de Santiago encontraremos bellísimos palacios.

La ciudad de Piedra está salpicada de hermosos edificios históricos que merecerían más atención por parte del visitante, de no ser por la importancia monumental que en si encierra todo el casco antiguo compostelano que creció desde el propio entorno de la Catedral.

 
No hay rincón que no guarde un pedazo de historia en esta Ciudad de Piedra; hermosas calles, arcos y soportales, iglesias, monasterio y un sin fin de hermosos edificios donde seguro también se incubaron grandes episodios compostelanos.
Uno de ellos es la Casa do Deán: Caserón barroco de mediados del XVIII, donde se hospedaban los obispos forasteros que visitaban la ciudad, posteriormente fue destinada al uso de los deanes de la catedral y actualmente es la oficina del peregrino donde todos vienen a sellar su Compostela por parte del cabildo catedralicio.
A tan sólo 3 pasos nos encontramos con la Casa Cabildo. Del mismo Siglo que la anterior, Fernández Sarela la pensó exclusivamente para que con poco más de tres metros de fondo y con su típico estilo del barroco gallego de placas, adorne y cierre la bella plaza de Platerías.
Otras dos casas de renombre dan vida a la plaza de la Quintana: La Casa da Conga o de los Canónigos, es un palacio porticado diseñado por Andrade en 1709, este hermoso caserón separa Platerías de la Quintana y destaca por sus soportales que engalanan 4 viviendas unificadas en un único frente. Resulta curioso, que no extraño, que tan valorado edificio acoja entre sus paredes una entidad como es el Colegio de Arquitectos. La Casa de Parra, junto al precioso café de los literatos viste la parte superior de la Quintana. Fue construida en 1683 por Domingo Andrade. De sillería de granito, destaca por la riqueza ornamental, las 8 gárgolas de la cornisa, las metopas, las ménsulas y los racimos de uva en relieve que enmarcan la puerta principal.
La Casa das Pomas es otra de las grandes decoradas. Del s. XVII y decorada con vieiras, símbolo del Cabildo, parte una sarta de frutas que es la que le da nombre al edificio.
El S.XVIII también fue de Pazos en Compostela, algunos siguen en manos privadas y otros desempañan un papel relevante en la ciudad. Como el Pazo de Amarante que funcionó como palacio de Justicia de Santiago, acogiendo en la actualidad el Consello Económico y social de Galicia y otras dependencias de organismos oficiales. El Pazo de Bendaña, sin duda es el más conocido: en el Toural es hoy el Museo Fundación Eugenio Granell, se trata de un edificio de barroco de placas que destaca entre otras cosas por su escudo rematado por el Atlas sosteniendo la bola del mundo, que dice la leyenda, se caerá el día que pase por debajo una persona que nunca haya mentido.
Ya en el interior sus salas están centradas en el surrealismo, especialmente el del propio Granell, también obras de Miró, Picasso, Duchamp. Se pueden visitar en dentro de los fondos de la Fundación.
Si Bendaña es una de las referencias en nuestra visita, la otra es la Casa de la Casa da Troya. Un caserón convertido en museo románico. Fue una antigua pensión estudiantil, recreada por el novelista Alejandro Pérez Lugín en su libro La Casa de La Troya, testimonio de finales del S.XIX del mundo Universitario santiagués. La idea Museística partió de la asociación de Tunos Compostelanos. En la planta baja, nos encontramos una pequeña tienda de objetos relacionados con la novela. En la tercera, la cocina y cuarto de doña Generosa que recordamos todos de la emblemática película compostelana.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook