Mapa de recursos


ENTRE PAREDES DE PIEDRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los monasterios son la pieza última y fundamental de este gran oasis compostelano de piedra.

En todo el casco histórico de Santiago abundan las huellas de la influencia monástica y de las edificaciones Conventuales de gran valor arquitectónico e histórico que durante años han sido refugio de congregaciones y religiosos. Hoy en día estos magníficos edificios han sido reutilizados para diversos usos.

 
Un colegio, un museo, una residencia.
Buena parte de los monumentos que vemos en Santiago no son lo que parecen. Tras los altos muros y cerrados ventanales que abundan en estas calles compostelanas se esconde mucha historia, pero también gran número de actividades.
Durante años han sido refugio de congregaciones y religiosos, pero desde hace tiempo estos edificios han sido reutilizados, como forma de mantenerlos o en algunos casos para recuperar auténticas joyas de la arquitectura religiosa.
Este claustro románico del siglo XII sirvió de resguardo de los frailes mercedarios. Hoy este monasterio en el barrio de Conxo es el hospital psiquiátrico provincial. La iglesia pegada a él conserva un bellísimo retablo del barroco compostelano.
Aunque muchos no lo sepan estos muros guardan una parte fundamental de la ciudad. Por que aquí, justo en la Plaza de la Quintana nació la Universidad. San Paio de Antealtares lo habitaron desde el siglo IX los monjes benedictinos, junto con Alfonso II. Después de muchas reformas del edificio y tras la marcha de los monjes a San Martín Pinario en 1499, fue ocupado por las monjas de clausura. Pero este monumento de aspecto sobrio y austero encierra vida y actividades de todo tipo. La monjas, que siguen siendo de clausura, dirigen una residencia femenina de estudiantes, una hospedería, tienen una escuela de parvulario y aún les queda tiempo para la huerta y los dulces que venden en la puerta, exquisitos, por cierto. Y por si esto fuera poco la iglesia guarda en su interior el museo de arte sacro.
Como les hemos dicho los benedictinos que vivían en San Paio de antealtares se trasladaron a San Martín Pinario. No sabemos cuantos serían en ese momento, pero sus dimensiones lo convierten en el 2º monasterio más grande de España después del Escorial. En sus 25.000m2 encontramos el seminario mayor, la facultad de teología, la escuela de trabajo social, el archivo histórico diocesano, una residencia universitaria?y así hasta unas 20 instituciones. Está claro que todos estos usos son fundamentales para el mantenimiento del edificio, que está impecable.
Pero no son estos las únicas. San Francisco de Asis fundó el convento que hoy cede espacio a un hotel de 5 estrellas y al museo de Terra Santa. También el Convento de la Compañía de María es un colegio, o el mismo hotel del que les hablamos antes, el Palacio del Carmen era el Convento de las Oblatas.
Como ven Santiago sigue siendo monumental, pero los nuevos tiempos implican nuevos usos, y así lo han entendido entre estas paredes de piedra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook