Mapa de recursos


LA GRAN INDUSTRIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Galicia ha sido un referente en el sector naval.

La tradición gallega en construcciones navales se remonta al tiempo de los pequeños astilleros de ribera. De la pesca deriva una gran parte del sector privado de la construcción naval de gran importancia en Vigo. En Ferrol las empresas públicas se especializan en buques de guerra y plataformas petrolíferas. En cuanto a embarcaciones deportivas, Moaña, acoge a uno de los gigantes europeos Rodman Polishyp.

 
Desde hace muchos años la forma de vida que representan estas imágenes ha desaparecido para siempre.
Una forma de vida con entidad propia , donde el barco era considerado como un fragmento de la tierra, feliz por ser útil a sus timoneles.
La tradición gallega en construcciones navales se remonta en el tiempo a los pequeños astilleros de ribera. De ellas nos queda una pequeña muestra, la necesaria para adivinar cual fue su suerte.
Las primeras en navegar los 7 mares fueron ?embarcaciones de exploración? y las más numerosas las de los marineros que se dedicaban a la pesca de supervivencia.
Y fue justo este gremio que ?llaman del mar?, el que durante la segunda mitad del s.XVIII convirtió a Galicia en un referente de la industria pesquera y consecuentemente en un referente de todo tipo de construcción naval.
De la pesca, deriva pues, una gran parte del sector privado de construcción que ya en los últimos años del s.XIX identificó a Vigo como puntero. Fue en los astilleros de Barreras donde se empezaron a construir los primeros barcos ?sardineros? con motores a vapor importados de Inglaterra. Embarcaciones que en los años siguiente evolucionaron alcanzando un enorme éxito, incluso en los puertos del norte de África. Lo más sorprendente es que ?El Vapor tipo Vigo?, que así se le llamaba al nuevo diseño conseguido dentro de estos astilleros, navegó como patrullero durante la I Guerra Mundial.
Sin embargo, las empresas públicas navales del norte gallego, en Ferrol, son las que de siempre se especializaron en buques de guerra y en plataformas petrolíferas. El sector naval ha sido durante años el motor económico de esta comarca. Momentos de verdadera expansión se han ido intercalando inevitablemente con épocas de crisis que parecen extinguirse ahora con el grupo Navantia, la nueva empresa que nace como uno de los sistemas principales militares existentes en el mercado internacional.
Así, si de estos astilleros salieron grandes buques como el Santana o el Monarca que participaron, justo hace 200 años, en la Batalla de Trafalgar... en este nuevo periodo la construcción del mayor buque de proyección estratégica de la armada Española, la 5ª de las fragatas F-100 y las 5 fragatas F-300 que irán para la Armada Noruega, marcarán también las distancias en cuanto avance y modernidad.
Como lo está haciendo ya el sector deportivo. No hay en Galicia un gran número de Astilleros deportivos, pero sí está uno de los gigantes de Europa. Rodman Poliship es una de las grandes fábricas del sector de construcción naval en poliéster reforzado con fibra de vidrio. El empleo de este nuevo material hace que el astillero gallego haya irrumpido en el mercado con gran éxito al mejorar las prestaciones hidrodinámicas y abaratar el radicalmente el coste de conservación de las embarcaciones.
Son ya 30 años de experiencia y más de 11.000 embarcaciones vendidas. Actualmente el 75% de sus cifras de negocio son exportaciones. Y sus modelos, todos aquellos pensados para la gama cruceros y para la sport, tanto de pesca paseo como pesca deportiva.
Modelos que compiten con los grandes en el mercado internacional. Porque el sector náutico gallego vive uno de sus mejores momentos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook