Mapa de recursos


Los Fórmula I del Mar

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Barcos construidos especialmente para participar en la Volvo Ocean Race.

La Vuelta al Mundo de Vela es, junto con la Copa América, una de las pruebas náuticas que despierta mayor interés mediático internacional. Las embarcaciones participantes tienen que seguir unas normas especiales de diseño y la nueva embarcación oficial de este año parece indicar que se batirán records con barcos que alcanzan entre 25 y 30 nudos.

 
Esto es una carrera de fondo, de desgaste. Es una aventura pero también es deporte profesional hecho de deportistas de élite.
Los verdaderos protagonistas son los veleros, en esta ocasión 7 verdaderos Fórmula 1 del mar que competirán por ser los mejores en la Volvo Ocean Race.
Sin duda esta nueva edición de la Vuelta al mundo supondrá el punto de inflexión en la manera de entender la vela de alta competición. Inversiones multimillonarias que buscan un mismo objetivo: lograr un barco más ligero, más resistente y sobretodo más rápido.
En los novísimos VO70, todo acaba por reducirse al ahorro de peso y en aprovechar al máximo la magia de la energía eólica para transformarla en potencia. Aunque suene a tópico, no deja de ser cierto, las velas son el motor de un barco. Y su importancia en esta Volvo es incluso mayor que en las anteriores.
Entre las características comunes que los barcos deben tener, está la limitación a 24 el número de velas por equipo ?cuando en el VO60 eran 38- (con un máximo de 11 velas por etapa).
En los 30 años de historia de esta regata, las embarcaciones han pasado también de los 19,7 metros a los 21,5, que lucirán las que partan de Vigo.
El aumento de diez pies en la eslora (de 60 a 70) permite a la tripulación disfrutar de mejores condiciones de vida a bordo. También aumenta la superficie vélica: ahora serán unos 700 metros cuadrados o, para entendernos, tres veces una pista de tenis. Todo sustentado por un mástil de carbono que supera los 30 metros de altura.
De hecho el cambio más significativo para este año ha sido el uso de fibra de carbono y panel nomex en la construcción de los cascos y cubiertas. Una de las claves indispensables para haber pasado de las 14 toneladas de la pasada edición a las doce y media.
Todas estas nuevas exigencias fueron un reto para sus diseñadores y a partir de ahora supondrá también un desafío para los tripulantes de los 7 veleros que además este año sólo podrán contar con un máximo de 11 a bordo.
Es decir, más trabajo, mayores dimensiones, altas velocidades y menos brazos para controlar toda esa potencia.
Por eso los miembros de cada equipo se preparan para adaptarse al nuevo entorno de la Volvo, entrenan seis días por semana, dietas específicas y preparación personalizada para darlo todo. Dicen que podremos ver en esta regata algún nuevo récord del mundo, velocidades entre 25 y 35 nudos y alrededor de 3.000 caballos de potencia.
Los 7 gigantes: dos del equipo ABN AMBRO, el Ericsson, el Perla Negra, El Brasil, el Premier Challenge y el Movistar? todos preparados para superar los vientos del oeste y las calmas ecuatoriales.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook