Mapa de recursos


PUERTOS DEPORTIVOS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El turismo náutico es uno de los valores en alza en Galicia.

Hay en Galicia 22 puertos deportivos con más de 1.500 plazas que ofrecen al navegante todo tipo de servicios. Pero el número de amarres se eleva a 6.000 si contamos los pequeños muelles y dársenas instalados a lo largo y ancho de nada menos que 1.700 kilómetros de costa.

 
Galicia es Mar. Más de 1.700 kilómetros de litoral sumergidos en dos aguas indómitas; las rebeldes del Cantábrico y, algo más sumisas, las atlánticas.
La tierra de los dos mares y mil ríos es además abrigo de rías únicas en el mundo. Rías que compiten en belleza y comparten condiciones geográficas privilegiadas que la hacen navegable todo el año.
La Ría de Vigo y la de Pontevedra son dos paraísos naturales entregados a los amantes de los deportes naúticos. En su recorrido, extienden 8 de los 25 puertos deportivos de Galicia.
El de Sanxenxo, uno de los mejores equipados, concentra más del 6% de todos los amarres que oferta la Comunidad Autónoma.
Frente al casco urbano, la ciudad de Vigo dispone de modernas instalaciones. El Real Club Naútico cuenta con atraques para más de 400 embarcaciones de hasta 25 metros de eslora.
Completan la oferta acuática las dependencias que recorren el paseo de Bouzas. El Monterreal Club de Yates, en la ensenada de Baiona, es foco de atracción para navegantes de la élite internacional.
Séptima del Estado en dársenas, pero líder del ranking ibérico, Galicia ocupa ya el segundo puesto si tenemos en cuenta el número total de amarres y fondeaderos. Son verdaderos fanáticos del mar quienes se internan también en los siete muelles deportivos de La Ría de Arousa.
Y aunque los mejores puertos se vinculan a los grandes clubs naúticos, como los de Vigo y Baiona, la iniciativa privada participa también en ideas empresariales como las desarrolladas en este puerto de Vilagarcía.
De reciente construcción y con capacidad para más de 450 naves de recreo, las estancias náuticas ofrecen todo lo necesario para el mantenimiento y abastecimiento de los buques.
La explosión se explica en un período relativamente corto. En menos de ocho años, las 1.000 plazas de atraque se han convertido en más de 5.000. El Golfo Ártabro, Las Rías Altas y la temida Costa da Morte son también testigos de este boom náutico.
La ocupación de los puertos gallegos en temporada estival roza ya el 95%, adelantando a la media nacional y a la mediterránea en concreto.
La dársena deportiva de Viveiro protege de los vientos a más de un centenar de embarcaciones deportivas.
El fenómeno del turismo náutico llega a todo tipo de estancias deportivas. Entre los islotes de A Marola y Mirada, sorprende la dársena de Sada. La pequeña villa de veraneo se ha convertido en la gran dársena deportiva del norte, con 550 plazas de atraque.
El Club Náutico de Coruña, en A Mariña, contabiliza 350 amarres y numerosas actividades relacionadas con el aprendizaje y perfeccionamiento de deportes relacionados con el agua.
Sobre los mares de Galicia se abre todo un mar de posibilidades; desde grandes cruceros hasta paseos de placer en todo tipo de veleros. Todos navegan siguiendo un mismo rumbo; convertirse en la Gran Dársena Deportiva de Europa.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook