Mapa de recursos


NAVEGAR POR LAS RÍAS BAIXAS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La rías ofrecen excelentes condiciones para la navegación deportiva.

La náutica ha sido una de las actividades de mayor crecimiento en Galicia, entre otras razones, por las excelentes condiciones que ofrecen nuestras costas para la navegación deportiva. En las Rías Baixas están los grandes puertos deportivos de Galicia que indudablemente, sin mucho esfuerzo, podrían ser un referente en toda Europa.

 
Porque condiciones naturales no les faltan, navegar por estas Rías es uno de los placeres al alcance de todos.
Al navegar hacia el sur, doblando el Monte Louro podemos desmenuzar los motivos que han acabado configurando la entidad de cada enclave, siempre condicionado por el relieve y los avatares del tiempo.
Piedras preciosas como las que dibujan el Monte Pindo. Es, sin duda, el más espectacular de toda la costa gallega; la cuna de las más impresionantes leyendas que crecen al pie del soberbio arenal de Carnota.
Nuestro primer encuentro es con la Ría de Muros y Noia, la ría que baña villas nacidas con razón marinera, como la de Muros, que presume, con razón de gentes y de puerto. Al fondo de este que llaman Mar de Noe está la villa de Noia, y en frente Portosín y Porto do Son. Todas comparten un inagotable patrimonio, ya sea histórico o cultural como el conservado Castro de Baroña, o bien natural, un extenso mar de olas que baña la silueta de toda esta costa que se vuelve arena en Corrubedo.
Cambiamos de ría, que no de aires. Este es el margen meridional del Barbanza que mira a un mar de Oro. No es de extrañar que tan ilimitada belleza cautivase a los grandes ilustres gallegos. El río Ulla lleva la historia escrita, por un lado la de puertos como Ribeira o Boiro o Rianxo, que hacen eco del sector marinero en Galicia. Por otro, la del mismo Santiago Apóstol, la del Padrón de Rosalía, y la de las sonadas batallas vikingas en Catoira.
Dejamos atrás la isla de Sálvora y O Grove el verdadero corazón de las mejores travesías marítimas gallegas. La Lanzada es el precedente de lo que puede ser un verano en Galicia, unas vacaciones o unos días de descanso donde Sanxenxo aparece reflejado con mayúsculas.
Porque Sanxenxo es además referente náutico y también turístico. Contrastando, enfrente a este tramo de costa, avistamos el extremo más virgen: Marín, Bueu, un enclave de ensueño que culmina en la Bahía de Aldán a puertas de la costa de la Vela.
Este es el límite de con la ría en la que se asienta más población, la de Vigo, es industrial, comercial, pero también turístico, de hecho los buenos amantes de la recortada costa gallega, han venido y se han quedado alguna vez en su triángulo mágico: Cangas, Nigrán y Baiona, más de medio millón de personas veranean aquí y muchas de ellas aprovechan para navegarlas y conocer así la mejor perspectiva de esta tierra de paisaje, de vino, de marisco y de deporte.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook