Mapa de recursos


País de Padrenda

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

No cabe duda de la buena voluntad de la naturaleza en ofrecernos magníficos balcones para contemplar estos bellos paisajes.

Al suroeste de Ourense, se encuentra el municipio de Padrenda, llamado país por Otero Pedrayo

 
El río Miño nos ha acompañado en nuestro recorrido por tierras de Padrenda y no nos abandonará porque sus aguas llegarán hasta el embalse de Frieira. No hace falta indicar que estamos en tierras montañosas, a los pies de la Serra do Leboreiro, justamente bajo la Serra do Aguillón. Aquí las alturas oscilan entre 375 y los 1.225 metros..
La superficie de Padrenda es de 57 kilómetros cuadrados, y como la mayoría de la Galicia rural, tiene muchas aldeas. Casi 100, que se agrupan en 7 parroquias en las que viven alrededor de 3.000 personas. La mayoría de ellas, saben lo que es trabajar las tierras. Para hacerlo, bajan a las tierras inmediatas al curso del Miño, aunque para recoger los frutos tienen que sembrarlos en bancales. También hay superficies planas, elegidas para sembrar el alimento del ganado. En estos prados, pastan las cabezas de vacuno, y por eso, estas vacas no están locas y su carne y su leche, no ofrecen dudas al consumidor.
Los más mayores de Padrenda todavía recuerdan los robledales, las carballeiras, y los soutos de castañas. Hoy esta población arbórea autóctona fue sustituida por la de rápido crecimiento. Los pinos, que alimentan el sector maderero.
Un paisaje al que se suman las aguas del Padre Miño, ése que igual que nos regala una estampa hermosa desde su orilla, también nos invita a mojarnos y a aventurarnos practicando rafting. Y es que aquí, los deportes son aventureros y naturales, cuando de incorporarnos a la naturaleza se trata. El puenting, tampoco es ajeno a las actividades de ocio en el embalse de A Frieira. Claro que quienes prefieran abocarse ala aventura de la navegación como turista, tiene el catamarán a su disposición, para recorrer esta tierra y llegar al Ribeiro. En fin, que sólo nos resta ya acercarnos a Padrenda, reservar plaza y degustar lo que nos entra por la boca y lo que nos entra por los ojos, con el claro destino de alimentarnos el alma.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook