Mapa de recursos


SABORES DE OTOÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Ruta gastronómica de Otoño.

Con los primeros fríos los gallegos buscan los mejores productos gastronómicos en la montaña. El buen cocido del Roupeiro, el cabrito de San Xoan del Río, los chorizos de Manzaneda, la bica de Trives, las truchas de Montederramo, caza, setas y la castaña que es la reina de la mesa en otoño.

 
Llegan las primeras lluvias de Otoño y, con ellas, sabores que anuncian tiempos más fríos.
A estas alturas, ya no queda pulpo en las casetas del San Froilán Lucense.
Pero las villas de interior, tampoco se resisten a este plato indispensable.
Es el placer de tierra adentro, el pulpo de O Carballiño; manjar que se sirve cocido, con sal, pimentón y regado en aceite.
No es una receta original, es la herencia culinaria de los monjes de Oseira que han aprendido, y muy bien, las mejores pulpeiras de O Carballiño.
Las bajas temperaturas son un motivo más para llenar el estómago; para sentarse a la mesa esperando cuchara; para degustar delicias artesanales acompañadas de nuevos sabores.
Entrar en la gastronomía ourensana es introducirse en el epicentro de caldos, cocidos y guisos reconfortantes; viajar de comarca en comarca buscando las materias primas más exquisitas.
El mejor aval lo certifica la tradición; recetas que se transmiten de generación en generación y se adaptan a todos los paladares.
La inagotable despensa de estas tierras almacena uno de los frutos más preciados; la castaña.
Cruda, asada, cocida o confitada? cualquier sugerencia es más que válida para disfrutar de uno de los alimentos más antiguos de la Humanidad.
Comienza la temporada de caza; de codorniz, perdiz y corzo?y de recogida de setas y champiñones que crecen salvajes en frondosos bosques.
No existen los imposibles. Juntos, o separados, se ajustan perfectamente a la buena mesa.
Nos perdemos en la carretera de Trives en busca de la cocina de plato caliente.
Y la encontramos en uno de esos recovecos escondidos en Pereiro de Aguiar, a escasos kilómetros de Ourense.
En el restaurante Galileo conviven las recetas de siempre con nuevos diseños.
El secreto es la elaboración mimada, la que mide todos los detalles.
Entre fogones, nos explican cómo preparar carpaccio de corzo.
Es otra forma de descubrir las rutas del Otoño. Conocer el paisaje de alta montaña a través de paradas culinarias.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook