Mapa de recursos


MONDARIZ. LOS PAISAJES DEL AGUA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mondariz ha sido historicamente una villa turística

En su gran hotel, mundialmente conocido, y magníficamente recuperado, desde hace unos meses, se celebraban los más destacados acontecimientos culturales de la Galicia del siglo XIX y principios del XX con la participación de destacados intelectuales y artistas. En el siglo XXI, Mondariz vuelve a ser toda una referencia cultural y de ocio.

 
Mondariz es Agua que dibuja paisaje, contornea arquitectura y se detiene para crear un estilo de vida diferente.
La vida balnearia se empapa de ocio y salud en el centro urbano más pequeño de la geografía nacional; dos kilómetros cuadrados de tranquilidad, que se recorren pisando la propia historia del municipio.
Pasear calles como la de Enrique Peinador y el párroco Blanco Lage es adentrarse en el milagro de los manantiales y recordar a los fundadores de este Paraíso del Agua. Compartir tertulias con nuevas gentes es revivir el pasado de un municipio- testigo de la intensa actividad cultural y social de finales del siglo XIX y principios del XX. Tras estas verjas, se forjó una pequeña ciudad ilustrada. El Gran Hotel de don Genaro de la Fuente, hoy reconstruido tras el incendio de 1973, se convirtió en el edificio más destacado de la época.
En él encontraban sosiego quienes buscaban el poder sanador de las aguas. ?Aquí se curan los estragos del pensamiento y los males de la civilización?, decía Rosalía de Castro.
Era el Montecarlo gallego; Jardines, campos de croquet, tenis y hasta una imprenta que dio luz al rotativo propio ?La Temporada? y libros tan ilustres como ?Na Noite Estrelecida?, de Ramón Cabanillas.
El Gran Hotel del siglo XXI, recuperado del declive de la Guerra Civil y resucitado de sus cenizas, concentra ahora un distinguido complejo de apartamentos. Mondariz Balneario sigue siendo un enclave señorial rendido al descanso y a la calidad de vida; un municipio que acerca relax e invita a la imaginación.
Por el río Tea deambulan aún los espíritus de los druidas celtas que habitaban el Castro de Troña.
Cuenta la leyenda, que desde el mismo río, un pasadizo secreto comunicaba con el Castillo medieval de Vilasobroso; el mismo túnel que sirvió a doña Urraca para huir de su presidio en la fortaleza.
Es el murmullo de este río el que escucharon aristócratas, obispos y cardenales; un espejo de aguas reposadas que conquistó a romanos y, más tarde, a científicos, escritores, artistas, políticos e influyentes hombres de negocios.
Isaac Peral, Primo de Rivera y hasta el mismísimo Rockefeller encontraron en estos parajes de silencio el lugar idóneo donde pasar sus vacaciones.
Hasta este remanso de paz se acercaron también grandes figuras literarias. Es el reflejo del esplendor recuperado; de un Mondariz Balneario de nuevo siglo que crece en espacios, en alternativas de ocio y que no olvida nunca a quien debe su origen: al Agua.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook