Mapa de recursos


CORAZÓN DE PIEDRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La piedra en Galicia es el elemento esencial de las construcciones mas hermosas

En ella creyeron grandes arquitectos como Jenaro de la Fuente y Antonio Palacios. De las canteras de Porriño salen millones de toneladas para las más importantes ciudades del mundo, Tokio, Nueva York, París. En todas ellas hay un edificio emblemático construido en base al famoso granito Rosa de Porriño.

 
La piedra es como el agua que hoy hemos seguido, es vida.
Además la piedra que nace del corazón de estas montañas, es el sustento económico del sur gallego.
De las canteras del Porriño sale ese granito que todo el mundo reconoce y valora como Rosa Porriño. Es una piedra que puede admirarse en lugares tan remotos como el ayuntamiento de Tokio o en la Plaza de Defensa de París.
Pero no hace falta irse tan lejos. En Galicia, la piedra es el elemento esencial en la construcción; las villas más hermosas, las calles y plazas más emblemáticas están vestidas con lo grueso, lo perfecto y lo elegante de este material.
Por eso la piedra se encuentra directamente vinculada a la vida y a la historia de cada rincón gallego. Mondariz, por ejemplo, es villa termal, pero tranquilamente podría responder a villa de piedra.
Para el Gran Hotel, emblema del Mondariz de los siglos XIX y XX, el arquitecto Jenaro de la Fuente empleo bloques del mejor granito.
Sin embargo, la mayor huella arquitectónica en la villa la dejó Antonio Palacios, uno de los más insignes arquitectos gallegos. Su estilo clasicista en el pabellón de la Fuente de la Gándara, de líneas cosmopolitas el antiguo gran Hotel Sanatorio y en colaboración con Otamendi, construyó el edificio de la Baranda, hoy el edificio principal del hotel Mondariz.
Son muchas más las obras que el arquitecto porriñés dejó en Galicia y en todas ellas está la piedra como elemento diferenciador. La piedra que sustenta el consistorio de su ayuntamiento dibuja una mirada al pasado medieval, el granito blanco distingue al Teatro García Barbón en Vigo, el templo Votivo del Mar en Panxón y el Monumento de la Virgen de la Roca en Baiona hacen alusiones al descubrimiento de América?
Desgraciadamente muchos de los proyectos que deseaba realizar no pudieron ser, como el plan de reforma urbanística de Vigo. Sí lo consiguió con Madrid, a la que dotó de sus primeras estaciones de metro.
Y fue en Madrid donde el arquitecto Palacios se ganó el prestigio, sobretodo con una serie de edificios fundamentales: construcciones cosmopolitas que la situaron en la línea de la monumentalidad de otras capitales europeas: el Palacio de Comunicaciones, la casa de Correos, el hospital obrero de Cuatro Caminos, el Banco Español del Río de la Plata y en el último vértice con el que rodeó la plaza de Cibeles el Círculo de Bellas Artes.
Lo que a Palacios le interesaba en cada una de sus obras era la realidad efectiva, un estilo virtuoso, moderno y personal que para algunos podía pecar de grandilocuente, pero de lo que no cabe duda es de que fueron y son todavía útiles, por eso se continúa valorando, su arquitectura, su obra, y la piedra que ha dado forma a todos sus proyectos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook