Mapa de recursos


EN LA VILLA DE DEL CONDE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Val Miñor, pese a su proximidad a Vigo, fue una de las comarcas más castigadas por la emigración.

Por fortuna, aquellos tiempos están solo en la memoria. Gondomar es hoy uno de los mas pujantes municipios de la Galicia sureña, en el que nadie parte en busca del sueño americano. Pero aún quedan en Argentina y sobre todo en Uruguay muchos de los aquí nacidos a quienes dedicamos un especial recuerdo.

 
Volver después 50 años, sin duda ha sido muy emotivo para Luis y para Isabel.
Ellos han sido unos de los muchos vecinos del Valmiñor que emigraron a América en busca de mejores posibilidades.
Gondomar fue una de los municipios que más gente exportó a medio mundo. Hoy aún están censados en la Galicia exterior unos 2.500 Gondomarenses, principalmente en Uruguay de donde ha vuelto por unos días este antiguo vecino.
Gondomar ha cambiado, pero Luis, todavía recuerda como era la vida en estas calles donde se encontraba cada tienda, el parque, la casa del médico, muchas cosas han cambiado pero le resulta fácil reconocer parte de la que fue su villa.
Revivir con su mujer aquellos tiempos del pasado, aún recientes en la memoria, donde la vida del Conde todavía no era historia, sino parte del ?quehacer? diario, resulta gratificante.
El Pazo del Conde Diego Sarmiento de Acuña, primer Embajador de España en Inglaterra, sigue siendo la principal referencia para localizar su casa matriz, la casa donde nació y que despierta sus más sentidos recuerdos.
La zona rural de Gondomar ofrece múltiples alicientes como zona residencial? Por eso cada día se construyen más chalets y residencias, y otras casas como la de Luis han sido rehabilitadas con acierto.
Eso la ha permitido poder mostrarle a su mujer donde pasó sus primeros años. Un simple paseo le recuerda que los años pasan para todos, que el tiempo en Gondomar no ha pasado de balde, eso sí, aunque para él muchas cosas hayan cambiado, reconoce que afortunadamente para mejor.
Como lo ha hecho también Baiona, la tierra natal de Isabel evidentemente se acordaba de la hermosa fachada marítima de la que llaman Real Villa, aunque, si tuviera que dibujarla el retrata sería otro.
Son muchos los años que han pasado sin pisar la tierra donde uno ha nacido, después de tanto tiempo, unos lugares más y otros menos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook