Mapa de recursos


VOLANDO SOBRE EL MIÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les sugerimos esta semana alguno de los lugares del Lugo verde y bimilenario

La Tierra a la que vamos ahora, Desde Galicia Para el Mundo, en este tiempo entrañable y especial de las navidades 2005, está rodeada de misterios. La visitamos otra vez para redescubrir la magia de su paisaje.

 
Lugo, la del ?círculo mágico? que describió Cunqueiro, es el punto de partida hoy DESDE GALICIA PARA EL MUNDO? para seguir las rutas naturales de su provincia, llena de ritos y paisajes mágicos de ríos y montañas.
Esta vez, volveremos a pisar las huellas de la estirpe romana y de nuestros antepasados galaicos, a través de los inalterables límites de la más antigua historia. Y todo, para curar morriñas en la decimotercera Navidad que pasamos juntos, ustedes y nosotros. Será un placer, en estas fechas entrañables, volver a pisar la misma Tierra que aún esconde la esencia de la vida en común de los viejos tiempos. Dejemos pues que la Navidad extienda su espíritu sobre el ?círculo mágico? de Lugo y sobre la inalterable belleza de su provincia hermosa, grandioso escenario en el que aún es posible el asombro que provoca el espectáculo de la Naturaleza.
Lugo es una ciudad próxima a todo, según parece. Es como si el Miño la uniera al gran bosque, a la casa con encanto, al espacio verde.
Las aves quieren ver ya el otoño sobre el río. Es la estación húmeda, de nieblas y de hojas caídas, pero de belleza sublime en los paisajes mil que el río enmarca con su vagabundo discurrir. Por eso lo vuelan una y otra vez procurando el espacio de agua.
El agua es la vida de este entorno en el que el río marca su huella y su trayecto, llevándonos hasta el paisaje que amamos, el paraíso escondido, que es Reserva de la Biosfera.. Las aves vuelan sobre él. Lo hacen un poco mas allá del círculo mágico y urbano, en busca de una nueva aventura sobre la corriente de agua rebelde, nacida en las profundidades. La corriente es quien impone el ritmo. Las aves solo procuran sobre ella nuevas y profundas emociones.
Y por fin el río vuelve a ser espejo del alma de la Tierra, que es la belleza quien matiza sus riberas. Así, próximo al Círculo Mágico, se nos aparece otra vez el Miño: vivo y manso, hermoso, generando a su paso la vitalidad de un paisaje único.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook