Mapa de recursos


La Magia de Mondoñedo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mondoñedo es una ciudad con un admirable legado histórico y cultural.

Su mayor esplendor se lo debe a se sede episcopal. En su seminario se fundó la primera escuela de gramática. Aquí nacieron grandes músicos y escritores. Su riqueza monumental es importante: la Catedral, el Seminario y el Museo Diocesano son sus grandes referencias.

 
Estamos en la antigua capital del Reino de Galicia. O en las Terras de Miranda. O en la capital de Britonia. O en Vilarmaior de Brea. O en la Ciudad Episcopal. En la magia de Mondoñedo nunca se descubre el truco.
No puedo vivir sin la humedad y el verdor de Mondoñedo. Esto escribía Cunqueiro, otros como el valenciano Juan Puchades también han quedado atrapados en su encanto.
Si recorremos Mondoñedo pensando en Cunqueiro descubiremos la magia, si lo hacemos pensando en el Mariscal Pardo de Cela reconstruiremos la historia de esta villa que bajó de las alturas del barrio de Os Castros al valle.
Realmente la mejor opción es pasear Mondoñedo tras la estela eclesiática. Así llegamos a la Catedral Basílica, Monumento Nacional desde 1902. Originalmente es románica cisterciense aunque posteriormente se convirtió en amalgama de varios estilos. En el interior hay multitud de cosas que admirar desde la confluencia de estilos, el coro, y las capillas. Y desde luego el Museo Diocesanoque por fin está siendo reformado gracias a la Fundación Barrié de la Maza con un presupuesto de 70.000 euros. Una excelente noticia para este museo que guarda piezas valiosísimas y de gran interés.
Continuamos tras los pasos del poder de la iglesia en Mondoñedo y llegamos al vistoso Monasterio de Os Picos. Y al convento de las concepcionistas con monjas de clausura y al Santuario de los Remedios reconstruido en le siglo XVIII por el obispo Sarmiento cuando todos recuperamos sus retablos.
La última huella dejada es esta Iglesia de Santiago.
Después de pasear por el Palacio Episcopal nos acercamos a uno de los edificios más significativos y no por su arquitectura.
El Seminario, es el edificio de mayor tamaño y construido en el siglo XVIII, el tercero que se construyó en toda España. Llegó a Mondoñedo en el año 1583 y llegó a pertenecer a la universidad compostelana.
La zona más valiosa del seminario es la biblioteca.
Las calles de Mondoñedo son Conjunto Histórico Artístico desde hace una década. Suficiente fuente de inspiración. Juan Puchades no sólo ha creado maravillosas piezas en acero o hierro, si no que ha moldeado los talentos mindonienses como profesor.
Mondoñedo tiene otras bazas turísticas aparte de lo visto.
Vamos a detenernos en las Cuevas do Rei Cintolo. Son las únicas cuevas de este tipo en Galicia, es decir no hay otro lugar que compita con estos 7 kilómetros de viaje al centro, por lo menos de Mondoñedo.
Mondoñedo ha decidido hacer una apuesta clara por sus infraestructuras turísticas, son el futuro. Y Cuando se abarrota Mondoñedo? En las ferias de As San Lucas.
Y dentro de 2 años celebrarán el 850 aniversario. Una celebración ininterrumpida que ha dejado como consecuencia un comercio de enorme calidad que adorna el paseo por la piedra.
Mondoñedo no es un parque temático, es un lugar para vivir y con todo lo necesario para cada ciudadano.
Cunqueiro decía que Mondoñedo era una escuela de la más alta calidad civil y humana, por eso ya ha celebrado tres días de las Letras Galegas.
Precisamente se acaba de celebrar el 20 aniversario de los Estudios Mindonienses, la más importante revista teológica gallega.
El seminario tuvo mucho que ver en la agitación cultural, pero las cosas han cambiado mucho.
Aunque para Cunqueiro aquí todo es más antiguo y reposado, los nuevos tiempos han calado en la juventud que ya no ven al seminario como una opción de vida.
La apertura del seminario desde hace una década como hospedería supuso un soplo de aire fresco. Como también lo es la llegada de peregrinos al nuevo albergue.
Mondoñedo para Cunqueiro algo tan sencillo y hermoso como un barrio molinero y panadero.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook