Mapa de recursos


Terra da Chispa

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

“Hombres que recorrieron el mundo llevando en su corazón su tierra y mucho ingenio, "su chispa particular".

La denominación de “Terra da Chispa” hace referencia al viejo oficio de afilador tan común en tierras ourensanas.

 
La “Chispa” de esta tierra ya ha dado lugar a párrafos y párrafos, a leyendas y a dichos. Hoy les hablaremos de los afiladores de Ourense, también conocidos como los “suaves”. Y es que son algo mítico por esas ruedas que recorrieron el mundo hablando en “Barallete”. Porque muchos aún guardan en la memoria recuerdos de infancia cuando llegaban en bicicleta o en moto y se formaban a su alrededor corros de mujeres con hoces, cuchillos y paraguas para reparar.
La misma chispa de estas ruedas es la que entiende el espíritu de estas gentes ourensanas algunas emigrantes por necesidad y residentes con mejor o peor suerte en tantos países que no le son ajenos porque tienen en ellos mucha vida, familia y hasta grandes imperios en los casos más afortunados.
En los comienzos del siglo pasado, la adversa climatología tuvo una trágica secuela: La aparición del hambre. Sobrevino la catástrofe de la “pinosela” en las cepas de la Comarca del Ribeiro y aquellos ourensanos comenzaron a llegar al puerto de Vigo para embarcarse rumbo a América. Decidieron surcar el mar en busca de una mejor situación económica. Eligieron como destinos preferentes Argentina, Brasil, Uruguay, EEUU, Venezuela y Méjico.
Sobre todo y ante todo emprendedores, los ourensanos no pusieron cota a su ambición y triunfaron en América, más tarde en Europa y recientemente incluso en Canarias. Y no hay que ir a Avión para percibir las mejoras que han traído a estas tierras. Ourense crece gracias a los que se fueron para tener un trabajo seguro y a los que se quedaron y supieron ver el futuro de su tierra, desde el vino que sólo le ha traído buenas noticias y prestigio, hasta la pizarra en la que son los principales productores. Hoy por hoy resulta dificil recordar que a principios de siglo Ourense era una ciudad alejada del centro peninsular con una escasa infraestructura. Una ciudad provinciana aunque si culta y politizada.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook