Mapa de recursos


AS LEIRAS DO MAR

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El marisqueo es una de las actividades más productivas de las Rías Baixas.

La superficie arenosa del litoral esconde aun mas sabores de ría. En las rías se han delimitado determinadas zonas para el cultivo de los mariscos bivalvos. Son las leiras do mar, las fincas donde se siembran y recogen almejas y berberechos.

 
Estas imágenes definen un modo de vida? Es la estampa tópica de las playas de invierno? las que llaman ?as leiras do mar? y en las que se recoge la más sabrosa almeja y el mejor berberecho.
Su faceta más sencilla es artesanal, y tiene como objeto la captura de estos moluscos en la costa arenosa? hablamos del arte del marisqueo a pie.
Desde hace algunos años el marisqueo, tanto a pie como a flote, representa una riqueza de indudable valor para la economía de muchas familias. De él dependen los ingresos de más de 9.000 personas.
Galicia goza del mejor marisco del mundo en textura, sabor y calidad. La almeja ocupa esta temporada a las mariscadoras de Arousa, pues el berberecho, a parte de que no lo cosechan, no ha tenido este año una buena campaña.
En el propio arenal o en los viveros privados, al pie de los lomos del Ulla, la almeja vive enterrada en la arena en la zona intermareal. Este lugar se convierte, durante algunos meses, en un auténtico labradío donde los hombres con vara y las mujeres con sacho, recogen este preciado marisco.
4 son los tipos de almeja: la fina y la babosa son las que aportan la calidad, y la rubia y la japónica son la nueva apuesta.
Es la riqueza de las aguas de nuestras rías, la que estimula su crecimiento, lo que vemos reflejado en esas estrías de sus conchas que representan el paso del tiempo.
La de Carril, como muchas otras es zona de cultivo. Se limpian los fondos de algas, y se ara para oxigenarlo, se cuida de los depredadores y finalmente se siembran los ejemplares, de la misma manera que se haría en el campo.
A la almeja le corresponde la cadena trófica más corta y productiva del mar, puesto que su alimentación es gratuita y el rendimiento de su cultivo es muy elevado.
Sin embargo su crecimiento no es continuo ni constante. Se ha hecho prioritaria o necesaria la profesionalización del marisqueo a pie, formado en su 95% por mujeres. Para lograrla, esta actividad debe superar el papel residual y de trabajo complementario propio de las economías costeras tradicionales.
Para ello entre otras medidas, se han ordenado anualmente las zonas intermareales mediante planes de explotación en los que se especifican las fechas, lugares, especies, número de profesionales autorizados y capturas máximas permitidas.
Esta profesionalización ha dado como resultado que las cifras de los últimos años del marisqueo a pie, represente en volumen casi 56 millones de euros por año, fruto de las más de 8.000 toneladas subastadas en las lonjas. Un 89% de la producción marisquera está en las Rías Baixas y de ésta el 51% en la ría de Arousa.
En definitiva, mariscar es una de las actividades más productivas en las Rías Baixas, cuyos bancos de bivalvos gozan de merecida fama.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook