Mapa de recursos


ESTACIÓN GALICIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El tren ha sido en muchas ocasiones fuente de inspiración para la literatura.

Faltan unos minutos para que aparezca. Día a día siempre es lo mismo. Tiene una cita ineludible con los viajeros. Él es el tren. Sin atascos, sin prisas. Llega. Cada destino es diferente. Da igual donde esté: Coruña, Pontevedra, Compostela. Es innegable que una estación es su punto de encuentro.

 
Un lugar de espera, de miradas robadas, de sueños rotos y, a veces, de nuevas ilusiones y proyectos. En el ir y venir de la gente hay algo de misterioso pero a la vez de complicidad. Un lugar donde no hay edad. Todos quieren iniciar un nuevo viaje. un nuevo recorrido por la vida.
Pero hay algunos que entre la multitud esperan creando. Son mentes inquietas que bullen. Que inventan con su imaginación bellos relatos. Que en el silencio de la soledad observan sin ser vistos, y mientras, imaginan.
Uno de esos grandes pensadores fue Carlos Casares. El entrañable escritor orensano nos hablaba ? hace algún tiempo, de cual es la relación del tren con la literatura. De la fantasía que entraña y de su relación con la realidad.
?Bueno los trenes dan origen a muchas historias. Las que han pasado a la literatura son más fruto de la fantasía como el famoso asesinato en el Orient Express, y que no creo que tenga ninguna base en la realidad?.
?En el tren siempre aprovecho para leer sino tengo compañía, y si tengo compañía para hablar. Pero para leer.. mucho. En el tren también he escrito, sobre todo ahora que en el avión no te dejan abrir los ordenadores y en el tren afortunadamente todavía puedes abrir el ordenador?.
Pero, la verdad, es que el tren se presta al contacto personal. Grandes historias románticas se han desarrollado en el tren, en la realidad?
Anécdotas, despedidas, gente que se conoce sobre todo en aquellos viejos restaurantes que iban en viejos expresos de noche. Ahí conocí a mucha gente, a veces gente curiosa que te permitía hablar durante horas. En Moscú me recuerdo de un viaje que hice, de Moscú a San Petersburgo de noche, donde conocí a un almirante con el que hablé horas de cosas rarísimas?
?A mí de las rutas que más me gustan es la del Miño, es decir, la que va de Orense a Vigo. Es preciosa. Hice también la de Orense a Barra de Miño a orillas del Miño. Incluso se hacía un peaje especial para el descenso del Miño en Piragua y alguna del interior hacia el Barco de Valdeorras. Es una zona bonita.
?Yo no sé lo que tiene de particular? es como una especie de juguete que inspira a niños y a mayores. Nunca entendí porqué pero es casi un mito para todo el mundo?
?Yo, para todo viaje
voy ligero de equipaje.
Si es de noche, porque no
acostumbro a dormir yo,
y de día, por mirar
los arbolitos pasar,
yo nunca duermo en el tren,
y, sin embargo, voy bien.
¡Este placer de alejarse!
Londres, Madrid, Ponferrada,
tan lindos... para marcharse.
Lo molesto es la llegada.
Luego, el tren, al caminar,
siempre nos hace soñar?.
EL TREN de Antonio Machado.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook