Mapa de recursos


CAMINOS REALES

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Sobre las vías romanas se construyeron los caminos reales y posteriormente las rutas de peregrinación.

Las vías romanas fueron la base de los caminos medievales o reales y se convirtieron en el siglo XI en Rutas Xacobeas. Así surgen a lo largo de siete caminos a Compostela, leyendas y personajes que despiertan gran interés aún en los tiempos modernos.

 
El pasado y el presente, a veces, se funden a lo largo del tiempo en un todo. Este es el caso de los caminos que llevan a Santiago de Compostela. Antiguamente Vías romanas que la historia convirtió en caminos reales.
Caminos por donde la realeza y los nobles cruzaban. Vías de comercio, paseo y guerra, que el tiempo ?a veces- rescató del olvido.
Hoy podemos recordar todavía alguna de esas sendas. Si cruzamos el río Miño a través del puente romano llegamos al camino real de Cudeiro. Trazado sobre la antigua vía 18 entre Brácara y Lucus Augusti es testigo del paso del peregrino a lo largo de los años.
Caminos, senderos, vías antes de piedra y ahora olvidados como este otro camino real de Sobrado dos Monxes. En otrora llamando camino del norte. Hoy, escondido entre la hojarasca y los verdes árboles, transporta al viajero a otro tiempo.
Y es que los caminos a Santiago siempre han sido sendas de soledad, de reflexión de poesía y leyenda.
Leyendas como la que nos lleva al Cebreiro, donde dicen que se encuentra el santo Grial. El cáliz con el que Jesús celebró la última cena. La reliquia tan ansiada por el Rey Arturo y su caballero Parsifal.
Y es que en el Cebreiro hay algo mágico. Es ese punto del camino francés donde la espiral mística confluye con la aventura de los caballeros del rojo lagarto en capa blanca, con los pasos de don Gayferos de Mormaltán. Es el camino de la leyenda. De la alquimia. La senda del espíritu.
El camino donde el poeta Germain Nouveau recitó al calor de la lumbre de Triacastela versos en francés, y aquellos que sabían del romance gallego le entendieron.
Llegar al final del camino es acabar en la ruta de los sueños, ya sean caminos romanos, reales o el de estrellas todos tienen un destino común. La luz y la magia de Santiago de Compostela.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook