Mapa de recursos


LA FIESTA SOCIAL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Lugo, el Círculo de las Artes celebra el carnaval con grandes bailes de disfraces.

El entroido social es mas carnaval que entroido. Porque el entroido es enxebre y el carnaval es de sociedad, de sociedad cultural y recreativa, o de casino. De esas sociedades de las que ya quedan pocas pero las que quedan siguen celebrando fiestas sociales.

 
Hay un tipo de carnaval muy diferente del que hemos visto hasta ahora. Es el carnaval social, de club o sociedad recreativa, de socios y familias con apellidos de toda la vida. Hemos querido conocer el de esta institución, el Círculo de las Artes de Lugo, una entidad arraigada en la sociedad lucense desde 1855.
El edificio está decorado y preparado para lo que se avecina esta noche, junto a las lámparas de cristales y una impresionante escalinata lucen telas de colores, gasas y brillos que dan la bienvenida a los que empiezan a llegar.
Cuando da la media noche los vaqueros y jerseys se transforman en elegantes trajes de fiesta, abrigos de piel y corbatas.
Vemos pocos disfraces, pero nos explican que muchos de los asistentes se cambiarán luego, para el desfile, por eso del factor sorpresa.
Es más un Carnaval que un Entroido, más de ciudad, y sobre todo con el encanto de la burguesía urbana. Todo transcurre entre estas paredes, principalmente en este salón, pero no se hace pesado, incluso se agradece viendo la temperatura que hay en el exterior.
Al principio con timidez, tan sólo un par de parejas son las más osadas a la hora de lanzarse a bailar, pero las orquestas cumplen su papel a la perfección y en un momento en la pista no cabe un alma.
Entre organzas y lentejuelas empiezan a vislumbrarse los primeros disfraces. Algunos con el anonimato que les da la careta o el maquillaje, otros de valientes, a cara descubierta, pero entre todos están consiguiendo el ambiente ideal de una fiesta de carnaval.
Se acerca la hora del desfile, es el momento de poner los disfraces a punto, y del retoque al maquillaje. Los hay más sencillos, pero sorprende ver el trabajo y dedicación que emplean muchos para conseguir la mejor idea. Como este miembro de una tribu africana, que ha tardado mes y medio en confeccionar su atuendo, con razón lleva años ganando el primer premio.
Los participantes se preparan y empieza el desfile. Primero los individuales, personajes populares y otros más desconocidos. Luego los concursantes por parejas, no menos elaborados.
Y finalmente comienza el desfile de grupos. La sorpresa es mayúscula cuando comprobamos los decorados y coreografías, auténticas piecillas de teatro. Una representación de una escena medieval, con torre y puerta levadiza Una danza de geishas.La india en la época colonial, con su ejército ingles, indias con saris y baile al más puro estilo ?bolywood?.
La elegancia y la originalidad en los disfraces es indiscutible, y con ello la diversión está garantizada.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook