Mapa de recursos


Aeropuesto de A Coruña

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Alvedro se contempla todo el paisaje urbano de A Coruña y su interland

Estamos en el aeropuerto de Alvedro en A Coruña. Alvedro es la conexión gallega por el aire con Lisboa y en su terminal opera Portugalia al igual que Iberia, Spanair, Futura y Air Nostrum.

 
Empezamos nuestro viaje. Estamos en el aeropuerto norte. En la Coruña. Es el más pequeño de las tres terminales gallegas, sin embargo, Alvedro tiene el mismo ritmo que el propio Barajas.
A menor escala que los grandes aeropuertos españoles Alvedro ya cuenta con cifras importantes. Al año supera los 850.000 viajeros, y es que en Coruña se mueve mucho.
Las salidas y llegadas. El punto de información o las tan temidas esperas. Todo es igual que en una gran Terminal.
Y como sucede en la propia película en el aeropuerto coruñés casi se puede vivir. Las nuevas instalaciones, el trato cordial y el buen servicio hacen que muchas veces la espera se lleve mejor.
La cafetería de Alvedro es un buen ejemplo. Allí podemos tomamos un tentempié, o acabar de cerrar un negocio, hablar con el compañero o enfrascarnos en una amena lectura. Todo vale, incluso podemos hacer un hueco para la reflexión. Es un lugar apacible donde pasar el rato, sacarnos el hambre de encima y dejarnos llevar por el día.
Para los rezagados en la compra de los regalos también hay solución: la tienda ? quiosco. Entre mostradores y estantes a los más remolones casi seguro que se les surge una idea con la que obsequiar a ese amigo, pariente o novio lejano.
Es el recurso de última hora. El parche final a un viaje en el que no hemos tenido tiempo para pensar en ellos. Es la salida ideal para quedar bien, o para otros, un lugar donde pasar el rato.
Y es que en el aeropuerto hay algo mágico. Todo el mundo va a un lugar diferente. Hay un movimiento especial. Es como entrar en un pequeño mundo. Con sus propias normas. Con gente de otras culturas. Con una sinergia propia.
Es imposible aburrirse. Todo es tan interesante. Imaginar a donde va la gente, que es lo que les espera. Figurarte donde han estado. Ver sin ser visto. Observar resulta divertido.
Me agrada ver los vuelos llegar, al personal de la Terminal trabajar. Mirar el trasiego que hay detrás de cada avión. Es como vivir una aventura.
Me satisfacen esos pequeños detalles tan de aeropuerto: los colores de los uniformes, los paneles informativos, las escaleras eléctricas, los carros, las maletas desapareciendo por la cinta. Los aviones yendo y viniendo.
Me fascina la vida del aeropuerto. Me gusta como sonríe la azafata pidiendo el billete, como hace clic la tarjeta de embarque, como todo el mundo sube en orden al avión. Me encanta sentir eses nervios de última hora, que se ponen en la boca del estómago cuando ya no hay vuelta atrás. Hemos cruzado el umbral entre la tierra y el cielo. Ahora solo queda volar DESDE GALICIA PARA EL MUNDO.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook