Mapa de recursos


ISLAS DE ENSUEÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Sigamos volando en este invierno de sol tímido y pocas lluvias.

Volamos sobre un mar de islas que la luz del oro hace resplandecer al mediodía para enrojecer los cielos cada atardecer. A Toxa, isla de ensueño y meta del turismo tradicional; la isla de Arousa, con amplios espacios verdes protegidos; Cortegada que forma parte del Parque Nacional de las Illas Atlánticas al igual que Sálvora.

 
Es el mar de Arousa, de intensos azules y paisajes próximos a la villa marinera. ¡Busquemos desde el cielo su hermosura?!
A Toxa es isla de ensueño y meta del turismo tradicional, que busca lujo en sus hoteles y salud en las aguas de sus balnearios. A Toxa es isla de vacaciones junto al mar, con jardines románticos y sumos placeres: golf, piscinas con agua de salitre, paseos por territorio humanizado y grandes áreas de juegos deportivos.
De este mar también emerge la que se conoce, simplemente, como A Illa. La Illa de Arousa es la mas grande y habitada. Tiene amplios espacios verdes protegidos y arenas solitarias en Punta Carreirón, que forma parte del complejo intermareal Umia-O Grove. La Illa de Arousa es la fuerza de sus hombres de mar que converge con la vida a pié de playa.
Aún hay más islas: la de Cortegada preside el encuentro del Ulla con el Atlántico. La envuelve la leyenda de sus mas antiguos habitantes, soldados de ejércitos fantásticos. Una Illa verde que alimenta todo tipo de árboles, sobre los que se desliza el viento, suavemente, como un canto de sirenas.
Cortegada forma parte del Parque Nacional de las Illas Atlánticas, al igual que la de Sálvora, cuya playa, pequeña, está envuelta en rumores de tesoros ignorados. Sálvora es pura roca donde anidan las aves de mar, aunque hace tiempo ya que perdió su carácter de refugio.
Volando sobre este mar de Arousa aún descubrimos la isla-duna que llaman Areoso.
Dicen que su arena prefiere los cuerpos desnudos y por eso se esconde entre aguas verdiazules, lejos de la costa.
Además, el plano cenital de esta ría nos descubre el navegar sereno de los veleros, entre bateas y estampas marineras.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook