Mapa de recursos


Culto a la Muerte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Culto a los muertos forma parte de esta tierra mágica.

Las músicas, las chispas que salen de las llamas son almas perdidas que buscan a alguien que las guíe por el Mas Allá. Esta es la leyenda que se cuenta en la Tierra Mágica en las tardes de invierno, al pié de la lareira y antes de que salga la Santa Compaña, allá por las doce.

 
Suenan campanas de difuntos, y eso en Galicia conmueve hasta el más impasible de los individuos.
El alma que ha dejado su cuerpo puede vagar eternamente hasta encontrar el sosiego. Pasar de un cuerpo a otro, o formar parte de la Vía Láctea, nuestro Camino de Santiago, que dicen que se llama así porque es en realidad el camino que lleva las almas de los muertos a la región de las sombras; la vía de estrellas es ahora un camino de ánimas. Es esta la misma vía de estrellas que por las noches marcaba el camino hacia el mar de los muertos, nunca hallado, y que durante el día se buscaba siguiendo la luz del sol hacia el fin de la tierra.
Dicen que este camino se sembró de megalitos, objetos de culto donde se confunde lo visible y lo invisible del mundo.
Esta tierra mágica tiene una curiosa e intensa relación con la muerte, es el país de las benditas ánimas. Temida y respetada, rodeada de creencias, ritos y leyendas, adornado el paisaje por cruces y cruceiros donde las almas se reúnen y anuncian una muerte próxima, y de petos de ánimas para los que quedaron en el purgatorio.
Ánimas que buscan quien les guíe por el más allá cuando aparecen en forma de animales, o de muxicas, las chispas del fuego.
Ánimas que procuran otras en eterna procesión. Es el lento caminar de la Santa Compaña, la procesión de difuntos que guía un vivo condenado a portar su cruz hasta que otro aparezca en su camino.
Los vivos cuidan a los muertos, y trabajan con mimo en las ceremonias fúnebres que dan paso a otras vidas. Quizás por piedad al que se ha ido o por el temor que provoca un alma inmortal que vaga incontrolada.
Quizás es simplemente culto a quienes ya conocen el más allá. Por ello los cementerios son los camposantos, el mayor símbolo de esta devoción.
La muerte es un fin temido, pero asumido por la creencia popular casi como un cuento, por ello ocupa un lugar privilegiado en la fantasía de esta tierra mágica.
Decía Manuel Murguía que la muerte ?es el LIMIAR de una nueva vida, que representa la vida eterna, sin miedo a la muerte que no vendrá jamás?


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook