Mapa de recursos


A DEVESA DE CHACÍN

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Estamos en la devesa de Chacín, donde la primavera estalla en toda su belleza.

Poca luz para que resalte el misterio y orvallo eterno sobre el verde intenso. Musgo, líquenes y trepadoras mil adornando los árboles, que a veces toman humanas formas con cabeza, tronco y extremidades. Así es el bosque encantado, que buscamos en medio del barranco.

 
Son los colores de la primavera, los olores a fresco, a nuevo, y la sensación de que empieza un nuevo día.
Es la luz la que aquí entra, la que resalta el misterio sobre los verdes intensos que hoy lo cubren todo. Un nuevo escenario formado por nuevas y viejas postales que se funden con su suave sabor a aire nuevo .
Cada espacio es un regalo de esta estación que empieza, senderos llenos de vida, de musgos, de ramas, malezas y hiedras que definen nuestra Galicia mágica, la Galicia de los cuentos.
Este cuento lo escribimos al pie de una Devesa en Mazaricos, a la sombra de los árboles de ribera que renacen a las orillas del río Tines. Son días de aguas frescas y sabrosas, aguas que danzan en busca de su destino.
Es el regalo de una extensa primavera en la que el sol ya crece e ilumina los mejores tapices.
Sin duda la naturaleza es la artista que mejores y más asombrosas obras de arte ha creado para nuestro patrimonio: pintora de intensos colores, arquitecto de los mejores espacios y escultora de los más secretos escondites.
Rincones desde los que descubrimos lo cerca que estamos del mar, de la Ría de Muros y Noia. Espacios donde el cielo deposita sus baños de frescura.
Es decir, que la naturaleza es, una artista con mayúsculas, como aquellos que dejará aquí estas joyas del barroca, la antigua iglesia de Santa Eulalia, hoy en desuso pero igual de hermosa y también la de Santa Leocadia que ve exaltada su belleza gracias al entorno, creado en las proximidades ya del Río Santa Baia.
Aquí el paisaje es la página de un libro, la ilustración perfecta para la historia que escribimos en la Devesa de Chapín.
Es la del bosque animado, donde la luz del sol cae entre los árboles de la fraga, el hábitat natural de los duendes y la casa de las hadas.
El agua salta para recordarnos que tiene vida, de que decide su propia suerte. Ha decidido ser de esos lugares de ensueño a los que se va para quedarse y no decir nada.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook