Mapa de recursos


JUNTO AL MAR

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Tiene Galicia tres mil kilómetros de frontera marítima y mil de paseos frente a sus dos mares.

Elegimos unas vacaciones junto al mar gallego, que es tanto como decir sin agobios, tranquilas, sosegadas, sintiendo la placidez del agua en nuestros cuerpos y sin el bullicio de la masa que invade todo.

 
Estamos atrapados en un universo de agua. Nada menos que un mar y todo un océano, recubre, abraza y protege) esta tierra.
Podríamos incluso ser como una isla, que la percepción de nuestro entorno sería la misma, igual de marinera, de marina, de acuática, de azul.
Somos la comunidad con mayor longitud de costa, y este entorno junto al mar define una forma de vida.
Nos quedamos en este mar gallego, donde las posibilidades son infinitas y nuestros días tranquilos, templados.
Podemos visitar mas de 700 playas para todos los gustos, las del sur o las del norte, unas más cálidas, algunas muy turísticas, otras desiertas. Playas urbanas, o aisladas. Playas que podrían confundirse con las de cualquier país tropical.
Largos arenales en los que caminar despacio, dejando que nuestros pies se muevan al ritmo de las olas, dejando que la brisa del mar acune nuestros pensamientos. Paseos en los que conocer los rincones más escarpados de la costa donde las olas baten sin clemencia en acantilados que ya ni la piden .
Podemos perdernos en paraísos varados donde los únicos habitantes son las aves y nosotros, los visitantes.
Surcamos los mares en un velero, o en un yate. Son 22 los puertos deportivos repletos de embarcaciones en 1500 plazas de amarre, que se elevan a 6000 si tenemos en cuenta los pequeños muelles y dársenas. El turismo de mar tiene sin duda una importancia considerable en Galicia. Casi 13.000 licencias de actividades náuticas son un aval de calidad de los 1700 kilómetros de costa, entre los que encontramos rincones para el piragüismo, surf, vela o bellos fondos para contemplar bajo el mar.
Junto al mar disfrutamos también del ir y venir de las gentes que han encontrado aquí su modo de vida. Entre barcos, cajas de pescado y bullicio sentimos con intensidad la esencia de esta tierra de sal.
Vivimos en este país de mar donde, con los ojos entrecerrados, pasamos la tarde mirando la infinita belleza de cada instante. Donde cada día el atardecer es distinto, donde el sol se deja morir en un ritual placentero y mágico.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook