Mapa de recursos


ALLARIZ, VILLA MEDIEVAL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La transformación de un pueblo que ha sabido conservar su entorno y tradiciones.

La historia de la transformación de de un pueblo con iniciativa, que ha sabido conservar entorno y tradiciones en toda su integridad. De tal forma, que ha merecido premios internacionales y sirve de ejemplo extraordinario de cómo se debe actuar en cuanto a la planificación urbanística, cuando está en juego un rico patrimonio etnográfico, cultural y natural.

 
Hay un Allariz del derecho y una Ziralla del revés. El primero es el nombre de los mapas oficiales y el otro el de las voces coloquiales, pero tan real como la villa misma reflejada en el río más bonito del mundo.
Los orígenes de Allariz están situados, como sucede habitualmente en Galicia, en un castro, aunque su época fundamental comenzó en el siglo XI al convertirse en el foco de la monarquía hispánica.
Y es que pocos lugares pueden presumir de una historia tan dilatada como Allariz. La cronología de la villa es una síntesis de la historia de Galicia. Nació, como hemos dicho, alrededor de un castro sobre el río Arnoia. Después se convirtió en estación militar romana y más tarde tomó el nombre de su fundador, el militar suevo Alarico. Entre los S.XI y XIV ostentó la capitalidad de Galicia y fue cuna de varios reyes y príncipes hispánicos.
Con tan rica historia, rico ha resultado también su patrimonio. Y ha sido esa monumentalidad de configuración medieval y esa piedra que lo envuelve todo, la que le ha otorgado una identidad recuperada, propia de otra época. Gracias a un milagro llamado rehabilitación y al quedar fuera de los circuitos económicos del conocido desarrollismo de los años 60 y 70, Allariz conservó un importante patrimonio natural y construido de carácter histórico-artístico, arqueológico y etnográfico que resulta hoy el responsable de su evolución, de su éxito turístico y de su mejorada calidad de vida.
La mejor manera de recuperarlo y conservarlo, era con su puesta en valor y su conversión en recurso económico.
Así se empezó a actuar sobre el medio natural y sobre o patrimonio edificado para convertirlos en una nueva industria de carácter fundamentalmente turístico. El desarrollo fue un éxito notorio.
Más de 35.000 m2 de suelo destinado a completar el sistema de parques en el tramo urbano del río Arnoia. Mis de 40.000 m2 destinados a dotacion: (camping municipal) (de 1ª categoría),... y más de 6.000 m2 construidos en edificaciones de interés destinadas a desarrollar el Parque Etnográfico del Río Arnoia : Museo do Coiro, Centro de Documentación etnográfica de Vilanova, Museo do Tecido, Museo de Moenda ( Muíño do Burato ) y el Museo Galego do Xoguete. Más de 3.000 m2 en edificios destinados a incrementar la oferta turística a través de concesiones administrativas de servicios.
Estas y otras muchas actuaciones, hicieron posible la consecución de merecidos premios como el Europa Nostra.
Así Allariz es hoy una referencia en toda Galicia, el espejo en el que quisieran mirarse otras villas, porque aquí la balanza se inclino del lado del buen gusto y la calidad de vida. Una calidad de vida que se inició, una vez más a las orillas del Río Arnoia.
Una vez acondicionado el casco urbano, poco tiempo tardó la gente en darse cuenta de lo que se estaba fraguando en Allariz y la hostelería tuvo que hacer una doble pirueta para acoger a todos esos turistas. Por lo visto se ha conseguido. Los hoteles guardan una perfecta armonía con el entorno, y han entendido la filosofía del lugar, y lo mismo ocurre con la hostelería que todos los fines de semana rebosa de trabajo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook