Mapa de recursos


PLAYA ABIERTA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En esta franja atlántica encontraremos bellísimas playas para todos los gustos.

No podemos pasar más tiempo recorriendo esta costa sin bajar a la playa. Aunque se dice que esta ya forma parte de la Costa da Morte, son muchos los que defienden que esa comienza en Fisterra, y a esta ya la bautizaron como la tierra de la luz.

 
No hace falta mucho para convencernos, porque es clara, limpia, de luz y de sol, blanca y de color marfil. Estamos seguros de que cuando hayan visto estas imágenes se convencerán ustedes también.
Hoy el mar se ha puesto sus mejores galas para recibirnos, podemos distinguir casi todas las tonalidades de azul, el turquesa y añil se disputan protagonismo en estas aguas transparentes. Y por eso seguiremos la ruta que nos marque, hoy es el protagonista. Desde la desembocadora del Xallas comenzamos nuestro recorrido, y, como ven, no es mal inicio.
O pindo nos regala una playa de San Pedro protegida por monte fiero y pedregoso. Al pasarlo entramos en Quilmas y el paisaje ya cambia por completo. Playas tranquilas, recogidas. Esta del puerto es como una postal.
Continuamos el recorrido playero, y nos acercamos ahora hasta la de Caldebarcos es preludio de los que veremos más adelante, pero no tiene nada que envidiar. Mantiene las tradicionales construcciones marineras al borde de la playa, que aún se utilizan para guardar los aperos de los hombres de mar.
Desde aquí la de Carnota ya se divisa como una inmensidad, y no es una ilusión óptica, alcanza los siete kilómetros de longitud.
A vista de pájaro se distinguen perfectamente los cuatro ecosistemas que la forman, la playa, la zona de dunas, otra intermareal y el humedal, considerado como espacio natural protegido.
La zona conocida como boca de río, en la desembocadura del río Valdebois guarda una enorme riqueza biológica y paisajística.
Lira tiene también su playa, Mar de Lira. Y ya en la Punta dos Remedios podemos escoger, la do Ximprón, la de Susiños o cualquiera de las calitas vírgenes que nos conducen hasta el faro de Punta Insua, donde ya nos quedamos, convencidos de que ésta es para todos costa de vida y tierra de luz.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook