Mapa de recursos


PUERTOS ATLÁNTICOS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Porto Cubelo, se suceden los pequeños refugios en maravillosos enclaves.

Todos con nombres singulares, Porto das Barcas, Porto do Curro, Porto das Cabras y Porto dos Botes. Todos estos son pequeños refugios atlánticos, aunque es el de Lira el verdadero puerto, el mas importante de todo el municipio de Carnota, con una flota que lo mismo va al pulpo que al erizo de mar.

 
Nuestra primera parada de hoy es en Lira, uno de los pueblos más hermosos y sobre todo más activos de esta costa. Desde Miñarzos desciende colina abajo hasta llegar al puerto. Aquí en Portocubelo se escribe el día a día de las gentes de Lira. Y aquí nos quedamos por ahora, porque queremos conocer una de las rutas que componen el proyecto de la cofradía de pescadores Mardelira. Esta es una iniciativa que pretende dar a conocer el mundo de la pesca, mostrar el mar, la costa, tradiciones e historia desde los ojos de los marineros.
Nosotros acompañamos hoy a un grupo de niños que vienen de CEE, y con ellos haremos la ruta del puerto.
Pepita será nuestra anfitriona, ella es mariscadora y conoce bien todos los secretos que guardan estos mares.
Comenzamos en las instalaciones de la cofradía. A través de un video Pepita nos enseña la diferencia entre el arribazón y las crebas, ¿la saben? es lo que llega a la costa que pertenece al mar, como conchas, algas o piedras, y lo que no, objetos, restos de naufragios o cargas perdidas de los barcos.
Ya de camino hacia el siguiente punto, nos detenemos en el paseo que bordea la playa para ver una embarcación de las que se utilizaban antiguamente, una xeiteira, llamada así por el tipo de arte de pesca que utilizaban.
Vamos ahora a la caseta de Pepe do Cuco, una antigua construcción marinera rehabilitada para que todos conozcamos el mar, y de esta forma, que lo entendamos y lo respetemos. La caseta alberga una exposición que Pepita nos explica detalladamente.
Vemos, una réplica de una xeiteira con todos los elementos que se utilizaban antiguamente, la imea que, untada en grasa, servía para subir los barcos a tierra, la piedra para cocinar, los métodos de medir la profundidad, los tipos de nasas y de artes de pesca, y el único encascadoiro que se puede visitar en toda Galicia. Aquí se hervía agua con corteza de pino que se usaba para conservar las redes, que eran antiguamente de lino, cáñamo o algodón.
Ya sabemos algo mas de la vida en el mar, pero aún nos queda conocer los restos del almacén de salazón que aún se mantienen en Portocubelo y conocer la importancia que tuvo esta industria para la zona, que revolucionaron los catalanes en el siglo XVIII.
Desde este punto también nos enteramos que la rampa antigua de Portocubelo la construyó la marina en agradecimiento a las gentes de Lira por el rescate y ayuda a los más de ciento sesenta tripulantes del ariete, una fragata que embarrancó en esta costa en 1966.
Nos dirigimos ya a la lonja. Esta de Lira es pequeña, tampoco son excesivas sus capturas, y menos estos meses que están con los barcos amarrados por el parón biológico. Pero lo que suele llegar aquí es sobre todo pulpo, percebe, y lo que traen las mariscadoras para vender.
Pepita nos explica como se producen las compras, como llegan a acuerdos los compradores y vendedores. Pero lo más sorprendente es un sistema de venta por Internet. A través de esta cámara y de la empresa Lonxanet las capturas de la lonja de Lira llegan a cualquier parte.
Este es el punto final de nuestra visita. Nos despedimos de nuestros compañeros de ruta, pero nosotros nos quedamos disfrutando de este pequeño puerto abierto a todos, donde nos enseñan a respetar, a entender el mar, este de aguas transparentes, este mar de Lira.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook