Mapa de recursos


COSTA DE BARES

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Es una costa única en su configuración, por los acantilados, las playas vírgenes.

Hasta Bares el viajero puede encontrar: 11 acantilados, playas salvajes, coquetos pueblos marineros, y 14 casas de turismo rural para descansar. Como este viejo semáforo hoy, convertido en hotel, desde donde apreciamos unas vistas espectaculares.

 
En su mar tiene Ortigueira su principal atractivo. Por eso es villa veraniega. Y hay que conocer, en primer lugar sus playas:
Picón, Gabioteira, la Playa do Castro? Unas solitarias y otras familiares, con servicios de toda suerte pensando en cuantos vienen aquí a pasar sus vacaciones?
Morouzos, la Concha y San Antonio: playas de bandera azul año tras año. Hay en la costa de Ortigueira once arenales con especial encanto para quienes buscan un sol menos ardiente y, sobre todo, tranquilidad.
Pero si las playas son bellas, demos un salto hasta Bares, a tan solo quince minutos por carretera.
Bares es el norte mas norte de la península Ibérica, faro y costa de acantilados de agujas de similares características a Os Aguillóns.
Este paisaje asombroso comienza a cautivarnos desde O Barqueiro y su hermosa ensenada, que se ubica entre los municipios de Mañón y O Vicedo.
Por la serpenteante carretera que nos conduce hasta el Faro, en cada curva hay una fotografía diferente de esta Costa. Hacia la Ría de O Barqueiro, solo reina la calma sobre las verdiazules aguas.
Desde el Faro -testigo del paso del tiempo y del tráfico marítimo- podemos comprender mejor la inmensidad del océano y lo abrupto de una costa de acantilados en los que se estrella el mar levantando columnas de blanca espuma. El paisaje impresiona por lo abrupto y el sonido del mar ?solo el sonido del mar- rompe el silencio.
En silencio reposan los restos de lo que fue una base americana de comunicaciones que espera mejor uso. Como el que se le ha dado al viejo faro, en lo alto de la colina, desde la que divisamos todo el paisaje que absorbe el ojo humano: el horizonte oceánico y la calma de la ría. El viejo faro es ahora hospedería de Turismo Rural.
Pero aún hay más sorpresas. El Puerto de Bares es de origen fenicio. Bajando hacia él por la pintoresca carretera, se accede a una playa hermosa y solitaria, la más tranquila de O Barqueiro.
Enfrente nos queda O Vicedo, que es también villa veraniega.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook