Mapa de recursos


EL CAMINO DE VUELTA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Gallegos con la esperanza puesta en emprender un Camino de Vuelta a La Tierra Merecida.

Tuvo aquel exilio diferentes consecuencias, para unos y otros gallegos, de ah que an se sienta en las Amricas el latido del corazn de Galicia. Unos obtuvieron fortuna, se adaptaron a su nueva Patria y jams volvieron.

 
Otros triunfadores hicieron de la poética morriña su credo para buscar el reencuentro con el pasado? Y así comenzó el camino de vuelta.
A los primeros en volver les llamamos ?indianos? y ?americanos?, porque había hecho las Américas.
Volvieron a casa para disfrutar de la fortuna conseguida. Crearon riqueza invirtiendo en villas y en la pequeña aldea; incluso llegaron a modificar algunas de sus costumbres.
Fueron generosos construyendo las escuelas que ellos no tuvieron.
Trajeron la cultura tabernaria del relato al calor del vino. Y el ?haiga?, el primer coche americano. Y la primera radio. Y el oro hasta en los dientes? en el reloj, en el anillo, o en la cadena con cruz al cuello.
Y si en América late aún el corazón gallego, es porque la antorcha de la Galleguidad la portan aún los hijos, nietos y tal vez tataranietos de aquellos indianos ricos o pobres.
Es la que enciende de nuevo nuestra cultura en nuestro idioma; la que hace sonar la dulce música de la gaita; la que impregna de poesía el centro gallego; el del pulpo y la empanada; e incluso está en las tardes de domingo ante la tele para presumir de País.
Pero también hubo -y aún hay- hijos del fracaso y de la mala fortuna. Gallegos cuya alma vaga por el Mar del Plata procurando la Canta Compaña.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook