Mapa de recursos


COSTA DE LA LUZ

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Bahía de Aldán, uno de esos lugares en los que el verano gallego busca su ensoñación.

Este pintoresco puerto –fiel muestra de la mas típica estampa de la Galicia marinera- se asienta en una ensenada, admirable desde estos paseos que van de pazo en pazo, que es el turismo aquí cosa antigua.

 
Conocer las Rias Baixas puede ser toda una sorpresa. Ahora nos toca viajar por esos rincones insólitos que todos añoramos descubrir.
La primera parada la hacemos en Aldan. En el municipio de Cangas. Los mejores adjetivos para definir esta ría son: luminosa, divertida y colorista.
A Aldán también se la conoce como la ría de Soavela. Un topónimo que hacer referencia al mar. Porque según se cuenta, los días de temporal los marineros son capaces de remontarla desde el mar abierto con una sola vela.
La playa de Menduíña es otro de esos lugares donde merece la pena detenernos. Agua cristalina. Románticas barcas de pescadores y un entorno de ensueño son el marco ideal para pasar el verano. Así es la ría de Aldán. Natural y diáfana.
Si nos embarcamos de Aldán hasta Bueu. La costa nos irá asombrando a cada paso. De esta manera llegamos hasta Beluso. Donde puerto, playa y pueblo forman un todo. Este, sin lugar a dudas, es un buen sitio para descansar lejos de las aglomeraciones de las grandes ciudades.
Pero si lo que buscamos es más ambiente, entre Bueu y Marin hay una playa que ambos ayuntamientos comparten: Lapamán. De arena fina y blanca se caracteriza por sus aguas tranquilas y cálidas. Ideales para disfrutar del baño.
Después de tomar el sol una sugerencia para refrescarse puede ser visitar el coqueto puerto de Aguete. Esta es una de las zonas residenciales más importantes de la provincia de Pontevedra. Playa, puerto deportivo y un club náutico son el principal atractivo de este entorno convertido en centro de veraneo.
Si por el contrario queremos ahondar en el pasado. En Mogor podremos deleitarnos con sus petroglifos. Toda una muestra de arte primitivo al aire libre.
Y de este modo recalamos en Marín. El centro veraniego más importante de este lado de la ría. Su playa urbana es Portocelo. Pero aquí hay una amplia oferta de lugares donde olvidarnos de los problemas, como este Lago de Castiñeiras donde nosotros, a la sombra de los árboles, nos despedimos de la Costa de la luz.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook