Mapa de recursos


Villas Medievales

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Seguimos de villa en villa para conocer su rico patrimonio histórico y monumental.

Aunque solo siete fueron las capitales del Antiguo Reino, abundan en Galicia, sin embargo, los cascos históricos, en el entorno de castillos y fortalezas; y también las villas medievales. He aquí algunos ejemplos de norte a sur y de la montaña al mar.

 
La memoria del medioevo gallego espera a ser contada. Una historia hecha de realidades y de interpretaciones imaginativas que visten la arquitectura de cada una de las villas medievales del Antiguo Reino.
El paso del tiempo, los sucesos y la suerte han formado cada una de estas singulares estéticas.
La villa Eumesa, por ejemplo, se caracteriza por este hermoso puente. Al poco de hacerse dueño de estas tierras, Fernán Pérez de Andrade cambia la pasarela de madera por un soberbio puente de cantería. Corría el año 1380 cuando se construyó el que sería el viaducto más importante de España.
Éste es el que hoy vemos, el original tenía 78 arcos. Entre el segundo y tercero, estaba el oso y el jabalí de piedra, emblema de los Andrade. Pero el símbolo más importante de Pontedeume es el Torreón. A finales del S.XIV esta atalaya formó parte del Palacio que habitaba Fernán Pérez de Andrade. La fundación de la villa se atribuye a Alfonso X El Sabio, y su organización sigue siendo la misma que: trece cuadrículas a ambos lados de la calle Real. La Parroquial de Santiago también se encuentra muy vinculada a esta familia; el sepulcro de Fernando de Andrade se halla en el interior de este templo catedralicio.
Otra de esas villas con maravillosa historia es Salvaterra. Es el único municipio que fue Condado, porque así lo quiso Felipe II en 1613. Hoy es una más de las propiedades de la Duquesa de Alba de las que lleva el título de Conde su hijo Cayetano Martínez de Irujo.
En su plaza do Castelo se hicieron fuertes los nobles gallegos en las contiendas contra sus rivales portugueses y en el Castillo residía Doña Urraca. Quedan solamente los aposentos de la Reina, las llamadas Cuevas de Doña Urraca de las que destaca en su interior dos estancias abovedadas. Los Pazos vinieron más tarde e Incluso la Inquisición dejó también pasó por Salvaterra.
En Monforte los Momentos más álgidos los escribieron los Señores de Lemos, o lo que es los mismo, la Saga de los Castro. Fueron ellos los que fundaron la ciudad gracias a la generosidad del Conde de Galicia Ramón de Borgoña.
Anteriormente sólo estaban aquí los monjes benedictinos, y fueron ellos los que cedieron parte de sus tierras al Conde de Lemos, para que construyera allí su Castillo. Monforte además tuvo barrio judío en aquellos tiempos de oscurantismo religioso cuando familias enteras encontraron cobijo escapando del resto de España.
Pero el barrio judío por excelencia es el de Ribadavia. En este caso los judíos se asentaron en el Barrio de la Puerta Nueva. Tenían su propia sinagoga y llegaron a formar una de las juderías más importantes de Galicia. Eran Buenos administradores y dominaban las artes del comercio y también de la artesanía. De hecho, muchos de los oficios que dinamizaron la vida en el ribeiro fueron introducidos por ellos.
Hablar de Ribadavia, por eso es hablar de historia, de una vida de judíos y cristianos que durante varios siglos convivieron y que hoy se revive un su Festa da Istoria, la fiesta de la Capital del Antiguo Reino de Galicia, como afirmaba el Rey García.
En Viana quizás reparemos más por su entorno, pero en esta que también fue condado, se escribieron muchos episodios de intensa historia.
Esta torre homenaje, hace siglos era sinónimo de guerra y de impuestos, pues aquí eran fielmente recaudados.
De su fundación en el S.XII se dice que se encargó Doña Urraca, y otras versiones se la atribuyen a su hija. Aunque la que hoy disfrutamos es una reconstrucción del S.XV. Porque alcanzó su esplendor en la Edad Media a su mismo nacimiento. En 1180 llegó aquí el rey Fernando II y al encontrarse la fortaleza destruida la mandó hacer de nuevo? Perteneció a Fernando Osorio de Castro, luego Pedro Henríquez y finalmente el mencionado Fernando II lo erigió en cabeza de marquesado a favor de Pedro Pimentel.
Un ir y venir de episodios histórico que de un modo u otro han dibujado la Galicia histórica que todos conocemos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook