Mapa de recursos


El Eje Atlántico

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Galicia española y el Minho portugués configuran la mas occidental región europea.

Sus intereses comunes las llevaron a unirse, a hacer frente común y tomar posiciones dentro del marco europeo como una región y en 1992 quedó constituido oficialmente el Eje Atlántico del Noroeste Peninsular con doce ciudades a las que posteriormente se le fueron sumando otras hasta llegar a las 18 actuales.

 
Los objetivos básicos se centran en un ambicioso plan de infraestructuras, afianzar relaciones de cooperación, promoción y consolidación de actividades e intercambios comerciales que permitan su inclusión en el mercado internacional, y conseguir que Portugalia no quede excluida de las políticas sociales europeas y obtenga ayudas europeas para su desarrollo.
La densidad de población en esta zona es la mayor y la más dinámica de la frontera luso-española.
En un territorio mayor que Dinamarca se concentra una población que ya supera los 6 millones de habitantes, con un Producto Interior Bruto similar al de Chile. Los intercambios comerciales se han disparado. Las exportaciones desde Galicia hacia Portugal han aumentado más de un 50%. Pero en el sentido contrario el aumento ha superado el 100%.
En la eurorregión existen aproximadamente 70.000 empresas que generan más de un millón de empleos. Cada vez es más significativa la implantación de empresas portuguesas en Galicia y viceversa, lo que afianza la actividad económica del eje y sirve de imán para las inversiones y comercio extranjero.
Para ello es imprescindible contar con unas buenas infraestructuras, el gran caballo de batalla de Portugalia.
Por carretera la autopista que une Ferrol con Lisboa nos permite cubrir en hora y media el trayecto entre Santiago de Compostela y Oporto. Aunque quedan pendientes las comunicaciones con el resto de Europa, que se verán cumplidas con la puesta en marcha de la autopista transcantábrica.
En el transporte aéreo son cuatro los aeropuertos que cubren el cielo gallego-portugués. El de Oporto, Vigo, Santiago y Coruña. El primero tiene un volumen de pasajeros igual a la suma de los tres gallegos, y es el que presenta un mayor abanico de destinos internacionales. Aunque dentro de los objetivos se encuentra hoy la creación de un cielo único, un sistema aeroportuario que potencie estos cuatro aeropuertos. El transporte marítimo está cubierto con puertos destacados a nivel internacional en toda la fachada atlántica.
Quizás el mayor obstáculo está en el sistema ferroviario. El tren de alta velocidad se hace de rogar hasta la próxima década, a pesar del enorme flujo de pasajeros que lo esperan. Mas de 10 millones de potenciales usuarios en el corredor Vigo-Porto sufrirían ahora un viaje de tres horas, el ave lusogalaico lo reducirá a la mitad.
Portugalia, un antiguo reino convertido hoy en espacio intangible, unido por intereses comunes y por una misma lucha: formar parte de la Europa que se construye con los pueblos y ciudades.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook