Mapa de recursos


LA ESCAPADA RURAL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En el paisaje rural rianxeiro, pese a los incendios de agosto, aún predomina el verde.

Rianxo no es solo una villa junto al mar. Es también una hermosa realidad rural que se extiende a lo largo de sus seis entidades parroquiales, que merece la pena conocer.Les proponemos visitar aquellos lugares a los que no llega el turismo masivo y, a decir verdad, ni siquiera los propios gallegos

 
Hemos conocido el Rianxo urbano, el literario y el marinero. Ahora nos toca enseñarles el interior de este estupendo municipio. Y uno de los parajes más singulares es el entorno del río Té. Donde podremos hacer varias rutas de senderismo. Y perdernos en lugares tan tranquilos como este. Donde el agua mima la piedra y se deleita con el verdor de la naturaleza. Un lugar apacible del que partimos para mostrarles lo que puede encontrarse en este lugar.
En plena naturaleza también se asienta la aldea de O Vilar. Un hermoso lugar perdido en medio de un valle. Un entorno sosegado de gente amable que, poco a poco, se está rehabilitando para ofrecer al viajero el hospedaje adecuado a sus necesidades. En O Vilar solo se siente la tradición. Las casas de piedra siguen manteniendo ese encanto del pasado. Aquí el silencio se escucha en cada esquina. Y una nota de costumbrismo invade el ambiente.
De Vilar, la siguiente parada la hacemos en Araño. Aquí, nos encontramos el hórreo más largo de Galicia. Una obra de arte de la arquitectura popular gallega, que no les dejará indiferentes. A diferencia de los hórreos de Carnota o el de Lira, éste presenta una particularidad: su base no se asienta sobre pilares, sino que es de una sola pieza. De Araño hacemos un receso para degustar la rica gastronomía de Rianxo. Una hermosa villa que continuamos conociendo a la tarde.
Nuestra siguiente parada la hacemos en un sitio mágico. Se llama el lugar de las tres cruces. Y marca el Via Crucis Marítimo de la Ruta Xacobea. La cruz central es la que tiene más simbolismo. Cada detalle está adornado delicadamente. Mientras que las dos cruces laterales son simples crucifijos. En este lugar las aguas del mar de Arousa se funden con las dulces del río Ulla formando un agradable entorno, que algunos aprovechan para navegar.
Y siguiendo el rumbo de esta extraña embarcación nos dirigimos hasta nuestra siguiente parada: Quintáns. Una pequeña aldea situada a la margen del Ulla que nos encanta. Paz es la palabra que mejor define la sensación que nos embarga recorriendo el interior de Rianxo. Es ese lugar donde todo resulta insólito. El sitio perfecto para hacer una escapada rural.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook