Mapa de recursos


NUEVO CENTRO SOCIOCULTURAL

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El nuevo Centro Sociocultural Caixanova de la capital de las Rías Baixas, es espectacular por su modernidad y por su nueva arquitectura.

Fue la sede central de la antigua Caixa Pontevedra. Ahora es el nuevo Centro Socio Cultural Caixanova. Hagamos un recorrido por este suntuoso edificio recuperado para la cultura y la actividad social, la última gran obra pontevedresa del arquitecto Cesar Portela.

 
En 1944 se hizo la compra del primer edificio. En 1974 ya eran tres inmuebles. Ahora son 12.000 metros cuadrados de diseño, tecnología y vanguardia. Es el nuevo Centro Social Caixanova de Pontevedra, diseñado por el arquitecto César Portela.
Fachada de piedra y cristal coronada por una escultura de bronce de 6 metros que representa a Teucro, fundador de la ciudad, obra de Cándido Pazos.
Al atravesar la puerta de entrada la sorpresa es máxima. Un espectacular vestíbulo nos da la bienvenida, mármol color ámbar, estuco azul, agua, madera y cristal. Las esculturas, que son obra de Sergio Portela, nos van guiando visualmente hacia distintos puntos del edificio: la sala de exposiciones, la cuarta planta, o el óculo del techo. Empezamos nuestra visita por la última planta, la más espectacular. Tomamos el aire con Teucro en la terraza de las camelias, traídas por Cándido Pazos desde Italia y contemplamos el impresionante mosaico que adorna la sala de juntas; una de ellas porque el edificio cuenta con espacios de reuniones que se ceden gratuitamente a las empresas de la ciudad que lo soliciten.
Desde aquí el patio de cristal acoge el jardín colgante de inspiración babilónica, un diseño exclusivo de Cándido Pazos para Caixanova con un sistema de sensores para mantener la humedad en las plantas.
Atravesamos las distintas salas hasta que oímos el sonido de la cascada, una pared de 12 metros de alto por 6 de largo por la que se deslizan dos capas superpuestas de agua con el mismo nivel de sal que las lágrimas. La parte baja se adorna con cantos rodados de mármol y esferas de basalto.
Aunque no solo hay diseño en este edificio, hay espacio para la formación y la investigación en la escuela de Administraciones Públicas y para el fomento de la vocación empresarial en el Instituto para el Desarrollo.
Y como no la cultura y el arte tienen también un lugar en la sala de exposiciones que acoge temporalmente una muestra de pintura de artistas pontevedreses o que tuviesen una especial relación con la ciudad, Castelao, Sobrino, Barreiros, Laxeiro, Leiro o Colmeiro son algunas de las joyas que ocupan las cuatro salas de exposiciones.
El auditorio no podemos mostrárselo porque en el momento de esta grabación estaba ocupado con los ensayos de una obra.
Un edificio hecho para los pontevedreses, que lo pueden disfrutar a través de las visitas guiadas, de un recorrido por las exposiciones, de una noche de teatro o concierto o simplemente admirando el diseño y la arquitectura que ya forman parte de la postal de la ciudad de Pontevedra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook