Mapa de recursos


Recuperados para el Arte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Espacios recuperados para la cultura

Algunos estaban a punto de caerse. Otros habían cumplido un ciclo.Ahora, muchos de ellos, han sido recuperados para la Cultura. En ello han tenido que ver las administraciones públicas y las entidades de ahorro gallegas, por la otra. Merecerá la pena conocer hoy alguno de estos emblemas culturales de la modernidad de Galicia.

 
Fueron cárceles, bancos, comercios? todos y cada uno de ellos han tenido una vieja función y ahora han sido recuperados para los tiempos de la nueva cultura.
Cumplieron un ciclo y su nueva función es ampliar la infraestructura actual existente en cada ciudad hasta formar una red artístico-cultural lo más completa posible.
Han sido las administraciones públicas, y algunas entidades bancarias las que han aportado el presupuesto, a veces la idea y muchas otras el proyecto de rehabilitación.
Por lo general son rehabilitaciones de edificios históricos, que conservan sus fachadas y algún elemento estructural más, pero que se actualizan y se amoldan a su nueva función. Son ya múltiples los ejemplos que aportan dinamismo cultural a nuestras ciudades.
Por ejemplo, en Vigo las cajas de ahorro son los grandes mecenas culturales. De la mano de Caixanova la ciudad disfruta de grandes espectáculos e impresionantes obras. Al impulso de esta entidad, se deben una de las principales actuaciones; la joya del arquitecto A. Palacios, el edificio García Barbón, aloja uno de los teatros mejor acondicionados para la celebración de grandes actos, así como una cómoda y moderna sala de conferencias, una sala de exposiciones en las que cada mes se pueden visitar diferentes obras y un auditorio para otro tipo de eventos.
A escasos metros, se encuentra el Centro Social, un recinto polivalente dotado de medios de última tecnología para adultos y niños. Un universo interactivo y didáctico. Naturnova, que enseña educación medioambiental.
El auditorio, para privilegiados, permite la proyección de películas de 70mm y la traducción simultánea en seis idiomas?Colecciones permanentes, sala de exposiciones, aulas de formación?hasta un aula de cocina con recetas para todos.
Por otro lado, el Cine Fraga, y posiblemente la sala de fiestas Nova Olimpia, que desde hace 33 años abre sus puertas todas las semanas para aquellos que gusten de la música y la fiesta, son el tercer pilar de la entidad Caixa Galicia en la provincia de Pontevedra. El edificio proyectado en 1942 por el arquitecto Luis Guitiérrez Soto se convertirá en otro de los centros socioculturales que le servirá a la Fundación para desplegar su amplia programación.
Lugo, Monforte, Ferrol, Santiago y Ferrol cuentan también en su red cultural con edificios emblemáticos recuperados por esta entidad y con ese mismo fin, potenciar la actividad sociocultural en Galicia.
Esto ha podido ser una respuesta al buen funcionamiento de sus primeras Sedes, como el Café Moderno en Pontevedra, el antiguo café de tertulias que en los años 30 reunía a intelectuales como Castelao, Bóveda o Cabanillas.
Hemos dicho que el otro esfuerzo ha sido por parte de las administraciones públicas, que han reconvertido edificios como el del Museo Marco en Vigo. Apenas 3 años desde su creación. La propuesta infraestructural respetó la tipología del viejo edificio, destinado anteriormente a los juzgados y a la cárcel. De ahí su esquema radial que hoy nos permite distinguir múltiples espacios, amplios y alargados con un mismo nexo de unión.
En la plaza de Pedreira, en Pontevedra hace 5 años que se recuperó el antiguo pazo de Mugartegui, típica arquitectura del s. XVII y XVIII enmarcada en la arquitectura urbana del barroco gallego. Este antiguo Pazo de las familias Figueroa, Araúxo, Miranda y Quirós se rehabilitó con fines museísticos y desde mediados del pasado año acoge en su interior el Consejo Regulador del Albariño.
A la administración provincial ourensana se debe, por poner otro de los muchos ejemplos existentes, la reconversión de unos viejos almacenes, es lo que conocemos como el edificio Simeón. Este emblemático edificio fue construido entre los años 1894 y 1897 por un valor aproximado, por aquel entonces, de un millón de pesetas. Sus 4000 metros cuadrados están a disposición de la Cultura desde principios del 2000, exposiciones itinerantes y permanentes, conferencias y hasta el museo del tren se puede visitar en este centenario edificio.
Como ven poco a poco el esfuerzo ha valido para recuperar esa parte de nuestro patrimonio que permanecía en el olvido y también para ampliar la red Cultural gallega ya existente y que debe seguir ampliándose. Y para muestra un botón, el recién recuperado Edificio de Caixa Pontevedra, que sin duda, merece un capítulo a parte.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook