Mapa de recursos


CIUDAD EN OTOÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En otoño, Ourense es la ciudad elegida para reposar tensiones y adquirir cultura.

Para pasar unos días de otoño en la ciudad, elegimos esta vez Ourense. La vieja Auria, además de todo su encanto y monumentalidad, nos ofrece uno de los más amplios programas culturales y de ocio, a lo largo de los tres últimos meses del año.

 
Agua es lo que mejor define a la vieja Auria. Y en otoño es la mejor época para contemplarla. Estamos en Ourense. Y esta, es la imagen que la mejor la identifica: sus Burgas. Dicen que aquí, está el origen de esta metrópoli que, poco a poco, ha ido creciendo en torno a las riveras del Miño, hasta convertirse en la ciudad de oro más importante de la vieja Hispania.
Hoy, Ourense es una urbe llena de arte y buen gusto. De tal modo que, si desea hacer una escapada hasta aquí, tiene garantizado el pasárselo bien.
Ya no queda nada para que, las calles de esta localidad tengan un aspecto muy especial. Comienza el festival de cine independiente. Probablemente, uno de los eventos culturales más representativos del audiovisual en Galicia.
Otra muestra de arte típica de Ourense es el certamen Outono Fotográfico. Que un año más acerca el mundo de la fotografía al gran público. Aquí, se puede ver de todo, porque todo queda al descubierto. Realidad y ficción traspasan fronteras. Y nos enseñan instantáneas que tienen un gran valor documental y estético. Los textos complementan a la imagen. Y las texturas, el color, las formas y, en definitiva, el nuevo lenguaje visual, tratan de generar una emoción en el espectador que observa.
Y es que Ourense es una ciudad de artistas y de arte. No hay más que dejarse llevar por estas empedradas calles y plazas bajo el cálido sol otoñal. Cada recodo tiene una historia labrada en piedra. Es como una singular colmena. Llena de vida y humanidad.
Y en medio de todo ello se alza imponente la catedral. De estilo románico tardío es uno de los monumentos más importantes. Está dedicada a San Martín y desde 1931 está declarado monumento nacional. Todo un símbolo para la ciudad que impresiona tanto de día, como bajo la tenue luz del anochecer.
Porque eso sí, con un poco más de fresco, la noche en Ourense también es ideal para el paseo y el relax. Y así con esta imagen dejamos la ciudad atrás. Seguimos las estelas de luz y cruzamos el puente del milenio, para terminar nuestro viaje como hemos empezado. Con agua termal. Porque en Ourense el agua que sana se disfruta a cualquier hora. Estas son as Caldas do Bispo, conocidas actualmente como as Pozas da Chavasqueira. Un toque oriental para combinar ocio y salud. Y el mejor lugar para despedirnos relajados, de la ciudad en otoño.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook