Mapa de recursos


LA TELEVISIÓN QUE VIENE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La era digital recién nacida en España viene a aportar numerosos cambios a la comunicación audiovisual.

En Galicia destacan actualmente dos factores: la información que desde el territorio se transmite hacia fuera –a través de Televisión Española - y el motor de la producción propia para casa, es decir la Televisión de Galicia. TVG consume programas que van del documental a la ficción, incluso al apoyo al cine gallego y al cine hecho en Galicia.

 
Aquí empieza todo, en las redacciones. Esta concretamente es la del Centro Territorial de TVE en Galicia, desde aquí se envía información hacia fuera, al resto del estado. Las emisiones desde este centro comenzaron ya en 1971.
Pero ahora ya podemos hablar de un audiovisual gallego como un producto propio, como una industria más que produce para una gran cantidad de clientes y que mueve cantidades cada vez mayores.
Su historia podría comenzar en 1985 con el nacimiento de la Televisión pública de Galicia, ?a nosa?.
El arranque no fue fácil, pero a mediados de los 90 el esfuerzo de la administración y de la iniciativa privada en conjunto hizo que se consolidase y que tomase fuerza. Las apuestas por productos autóctonos de ficción crearon una audiencia fiel. Actualmente el cambio de imagen de la cadena y unos contenidos más diversificados han ampliado el espectro de público. Se mantienen las producciones propias y el liderazgo de audiencia en los informativos y en varias series de ficción. Pero la tendencia creciente es la externalización, programas que realizan otras productoras para llenar la parrilla de televisiones públicas o privadas.
Son estas productoras las que mueven casi todo el tejido de este gigante. El consumo diario medio de televisión en Galicia es casi de 200 minutos. Así que podemos hablar ya de un tejido industrial de importancia considerable. De hecho mueve cerca de los 200 millones de euros. Porque son muchas las empresas, unas 350, las que se engloban en lo que llamamos audiovisual y que dan empleo a la mayor parte de profesionales del sector, unos 2300 que se dividen entre las productoras de cine y televisión, empresas de distribución, de exhibición, animación, multimedia...estas últimas abarcan un aspecto fundamental para esta televisión que viene, Internet.
Todas las cadenas de TV o productoras tienen su página Web, incluso se pueden seguir contenidos en directo a través de ellas, lo consideran una vía más de contacto con el público.
El desarrollo que ha experimentado este sector en los últimos año es casi el mayor de su historia, por las nuevas normas, nuevos formatos y sobre todo por los avances técnicos. De hecho la transformación más relevante será la de la digitalización. Una nueva técnica de difusión de las señales televisivas, que, no sólo mejorará la calidad de imagen y sonido, sino que multiplicará por diez la oferta televisiva y supondrá un nuevo modelo de comunicación, interactivo, personalizado y bidireccional.
El sector audiovisual gallego va subiendo sus cifras, consolidándose gracias a una excelente materia prima, la creatividad.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook