Mapa de recursos


PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La ciudad dedica un especial esfuerzo para la conservación de su esplendor secular.

El Consorcio de Santiago coordina todos los planes de rehabilitación y conservación de la Compostela histórica, que conserva la cuadrícula de sus antiguas calles, tal cual fueron concebidas. Caminando por las rúas del casco histórico, se aprecia la extraordinaria labor realizada en materia de rehabilitación y conservación de edificios.

 
Hoy descubriremos la magia de Santiago de Compostela desde diversos puntos de vista. Veremos como la piedra tiene tonos diferentes bajo la romántica lluvia. Y nos sumergiremos en la noche más monumental.
Santiago es una ciudad acostumbrada a los premios y reconocimientos. Desde 1985 la UNESCO la ha declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Su integridad monumental reúne valores universales. Aquí, los observamos desde un lugar poco frecuente: las cubiertas de la catedral.
Al carácter único de sus obras románicas y barrocas se le añade una contribución estética que hace uso de elementos dispares, y al final, conforman una ciudad ideal, que desborda tanto historia como intemporalidad.
Santiago es, además, ciudad patrimonio Histórico de Interés Nacional, y dos veces Premio Europa Nostra. En 1996 y en el 2001. Ambos reconocimientos se le han otorgado por las tareas de rehabilitación, llevadas a cabo por el Consorcio de Santiago. Un organismo creado a principios de los 90, presidido por sus Majestades Los Reyes. Y formado por el gobierno central, el autonómico y el local. Al Consorcio se le deben tanto las tareas de restauración de la ciudad, como su propio crecimiento.
Si continuamos nuestra visita, en pleno casco histórico nos detenemos para comer en un curioso restaurante: O Asesino. Toda una institución en esta ciudad. Está abierto desde 1873. Y hasta no hace mucho, eran los propios dueños quienes decidían los que podían comer aquí.
Después de agasajarnos en uno de los rincones favoritos de Valle Inclán, salimos de nuevo a la calle y visitamos la ciudad bajo la romántica lluvia. Los turistas y peregrinos dicen que esta es la cara más bonita de la ciudad. El agua, está claro que confiere un aspecto diferente a la piedra. Es como una postal perenne de un tiempo que no transcurre.
En Platerías, por ejemplo, descubrimos una gran vieira labrada, que en tiempos se creía que sujetaba la catedral. Y según cuentan las leyendas marca el trazado de un pasadizo secreto.
Santiago es belleza urbana e integridad monumental. Su significación espiritual, desde la Edad Media, la ha convertido en uno de los destinos más importantes del movimiento religioso y cultural.
Forjada en piedra milenaria, y rodeada de misterio y leyendas, Compostela recibe al viajero con hospitalidad. Como es ella, sencilla y acogedora. Donde cada recodo tiene olor a pasado. A historia.
Por eso, pasear por cualquiera de sus calles se convierte en todo un espectáculo a cualquier hora del día. Premio Europeo de Urbanismo, Santiago bajo la luz de las farolas tiene una belleza singular. Solo nos queda invitarles a que la descubran por sí mismos. Es la ciudad de la luz. Del romanticismo y la cristiandad. Un reducto de nuestro Patrimonio más Cultural.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook