Mapa de recursos


LA COSTA BONITA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costa recupera su aspecto tras las fuertes inundaciones.

Para iniciar nuestro recorrido frente al mar de Cee, donde la costa vuelve a ser bonita tras las inundaciones de este otoño, elegimos esta vez la ruta del Pindo, que es el monte que separa los municipios de Carnota y Dumbría.

 
Iniciamos nuestro recorrido por Cee, después de recuperar su aspecto tras las fuertes inundaciones, se asoma al mar.
Lo hace por tres fragmentos de Costa, la Ría de Lires al noroeste, la playa de Estorde en la ensenada de Finisterre y desde el Mismo Cee hasta el impresionante Monte Pindo.
EL Monte Pindo es uno de los referentes legendarios del imaginario Gallego. Es el balcón de la ensenada, la bahía de Ézaro donde muere el Xallas en su trayecto hacia el Atlántico.
Todo cuanto precede a la Ría de Cee y Corcubión guarda su encanto hasta en estos días de finales de otoño.
La playa de Gures por ejemplo, es un paraje aislado y abrigado de los vientos del oeste. Más de 400 metros de longitud salpicados de lajas rocosas que sirven de biombos contra las mareas en este pedregal pelado.
Su historia está estrechamente ligada a la factoría ballenera de Canelitas. Sus habitantes recuerdan con una mezcla de añoranza y repulsión el olor pestilente que despedían los cetáceos una vez desguazados.
Caneliñas conserva perfectamente su pasado ligado al más grande de estos cetáceos. La playa, abrigada y limitada por dos brazos de granito, fue durante el siglo pasado el enclave ballenero más importante al Sur de Fisterra.
Continuamos por este tramo de costa repleta de restingas; Punta Galera, el Faro y el antiguo Castillo del Príncipe se apoderan del paisaje a la altura de Ameixenda. Es un recorrido para hacer a pie, al menos hasta llegar a Brens, el mismo arenal que preside la Factoría de Carburos Metálicos y la entrada al puerto de Cee.
Cee, tiene su playa homónima con forma de herradura que ocupa el lugar ganado con arena dragada a la marisma de La Seca. Es el tramo de costa urbana por excelencia y comparte protagonismo, en la ribera oeste de la Ría con Corcubión.
Otra visión distinta de la costa de Cee la obtenemos en la bahía de Finisterre, el principal atractivo de este rincón, en Estorde, son las aguas y la tranquilidad más que obvia ahora que entra diciembre.
Dejando Finisterre y su Faro en medio volvemos a Cee en Nemiña, en la Ría de Lires, una de las playas más afamadas de la Costa da Morte, Nemiña es playa abierta y con carácter con más, incluso en días como este.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook