Mapa de recursos


Mar en Calma

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Baiona no es solo un lugar de verano: tiene historia y mucho encanto.

Baiona vuelve a ser hoy una villa con encanto tras el infierno vivido hace poco más de un mes por las lluvias torrenciales. Una de sus parroquias, Sabarís, fue uno de los lugares más afectados convirtiendo sus calles en canales de lodo.

 
Pero el otoño ha dado un respiro a esta zona que, aunque todavía con lluvia, ha vuelto a la normalidad.
Podemos volver a pasear por la desembocadura del río Miñor y disfrutar de su ensenada de juncos, frente al puente medieval de A Ramallosa, que separa Baiona de Nigrán.
Es uno de los centros turísticos más importantes de Europa. Al llegar el verano multiplica por 10 su población. El resto del año, aunque con mucha menos gente, esta villa sigue teniendo mucha vida y mucho que ofrecer.
Con más de 6 kilómetros de extensión, Baiona cuenta con 5 paseos que miran al mar guardándola de las olas.
El paseo de Monte Boi tal vez sea el más apropiado para apreciar los confines de esta villa. Rodea la famosa fortaleza de Monterreal, hoy convertida en Parador de Turismo.
Para visitar cualquier día del año, es el sitio perfecto desde el que contemplar la ría y las islas Cíes.
La pinta llegó a este puerto anunciando el descubrimiento de América. Desde entonces se recuerda ese día con una gran fiesta medieval por sus calles, la Arribada. Además también cuenta con una ruta, la pinzoniana, repleta de monumentos conmemorando ese día.
El más importante sin duda, es la réplica de la pinta. Pero también cuenta con un mural que refleja las rutas tomadas por Pinzón y Colón.
La estatua de pinzón, emplazada en el paseo que lleva su nombre, es un monumento que no deben dejar de visitar.
Como tampoco pueden irse de Baiona sin pasar por el Encuentro entre dos Mundos, erigido al pie de la muralla de Monte Boi.
Tiene además un casco antiguo lleno de rincones donde perderse, que con sus calles empedradas y estrechas, nos llena de momentos agradables. Sus casas antiguas, sus soportales, salpican de magia esta villa marinera.
Y no podemos olvidarnos tampoco de sus playas. La Playa dos frades, la de Ribeira, o la de la Ladeira, la más larga del municipio, son ideales para disfrutar del nuestro océano y pasear.
Pero el mejor sitio desde el que contemplar el horizonte del atlántico es La virgen de la Roca. Monumento baionés más conocido.
Baiona, como pueden ver, no es sólo un lugar de verano. Tiene historia y mucho encanto. No dejen de visitarla.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook