Mapa de recursos


El Parque de las Islas Atlánticas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada se han convertido en 2002 en el primer Parque Nacional de Galicia.

Las Cíes; la Onza y la Onceta que conocemos como las Ons; la isla de Sálvora, y Cortegada. Estas son las Islas Atlánticas que han merecido la calificación de Parque Nacional en el año 2002 y a las que desde las administraciones, española y autonómica, se presta una especial atención como tal.

 
Por ello las administraciones le prestan una especial atención y este año se le han asignado 16 millones de euros que se destinarán entre otras cosas a incrementar la vigilancia sobre el espacio marítimo terrestre para evitar la pesca furtiva. La mitad de este presupuesto, unos 8 millones, se invertirá en la creación de un Centro de Interpretación das Illas Atlánticas, que se ubicará en el edificio Cambón de Vigo.
En los próximos meses se dará a conocer también un programa de educación medioambiental que se celebrará en los municipios de influencia del parque. Entre los objetivos que se ha marcado la nueva dirección del parque se presta una especial atención a las islas Ons, en el municipio de Bueu.
Entre estas nuevas actuaciones que se estudian está el proyecto de incrementar los viajes a estas islas, Onza y Onceta. Las islas del edén, habitadas desde el siglo XVI, cuando la familia Montenegro era su dueña. Desde entonces pasaron de mano en mano hasta que en 1984 fue la Xunta de Galicia la que se hizo cargo.
Ons tiene muchas caras, costa suave y sinuosa que se combina con acantilados y grutas. Sus playas son el mayor reclamo para los turistas por ello se estudia ya un proyecto para transportar viajeros todos los fines de semana del año.
Se han iniciado también contactos para ofrecer actividades de navegación en dornas, las embarcaciones típicas de Ons.
Pero en este parque nacional están también Sálvora y Cortegada. La primera, habitada únicamente por guardianes, fue base en 1770 de la primera industria de salazón de la ría, de la que se conservan los restos. Aquí sólo se accede con embarcación privada y con permiso, porque esta isla no es pública. Perteneció al Marqués de Revilla y hoy busca propietario por 800 millones de las antiguas pesetas, precio que incluye las islotes de Vionta y Nor.
Esta isla de Sálvora fue inspiración de poetas, territorio ansiado por ingleses y alemanes y no nos extraña, aquí se encuentra la paz absoluta que concede el hecho de estar en un paraíso.
Cortegada es otro edén que escapó del continente, porque dicen que las islas fueron antes tierra firme. Su mayor interés radica en la flora. Posee el mayor bosque de laurel de toda la península, y a su lado, pino, roble y mucha hiedra.
Está muy próxima al puerto de Carril y en días de marea baja hasta se puede acceder andando, aunque es también de propiedad privada. Por ello el ayuntamiento de Villagarcía intenta su reconquista, después de que perteneciese a la corona española y que Don Juan de Borbón la vendiese a una inmobiliaria con pretensiones urbanísticas. Tan solo nos queda navegar hasta las Islas Cies, el paraíso atlántico. Aunque no lo parezca son tres islas, Monteagudo, Faro y San Martiño, las dos primeras unidas por la playa de rodas, que es la que nos recibe nada más atracar. Aquí si que llegamos fácilmente en transporte público, desde Vigo o Baiona, así que la visita está al alcance de todos, aunque el número de visitantes se limita a 2200 personas al día.
La mayoría de los que vienen se quedan en esta playa, pero las Cies nos ofrece mucho más. Nada mejor que subir hasta el faro para verlas al completo, y darse una vuelta por el lago dos nenos, donde jugaban los antiguos pobladores, o visitar a las gaviotas desde el observatorio de aves, incluso mirar al suelo es especial, porque aquí crece vegetación dunar única en Galicia.
Son las más populares del mar de Vigo, puestas ahí para formar la portal perfecta, y sin duda el atardecer más idílico.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook