Mapa de recursos


El Parque de la Música

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El parque de Castrelos siempre está activo.

Castrelos. El Parque de la Música. El más importante de los parques urbanos de Vigo. Con auditorio al aire libre, jardines históricos rodeando a un Pazo-Museo, estanque moderno, fuentes antiguas, bosque de gran variedad arbórea, paseos e incluso río.

 
Estanques con elegantes cisnes, espacios arbolados en torno al río Lagares, por donde practicar deporte y amplias zonas ajardinadas para pasear, hablar o divertirse conforman uno de los parques más importantes y grandes de Vigo. El de Castrelos. El parque de la música y de la vida.
En plena naturaleza, dentro de este hermoso parque, podemos hacer una parada en su pazo-museo Quiñones de León, donde se encuentra una de las mayores colecciones de pintura de toda Galicia con obras de Seoane, Colmeiro o Maside entre otros muchos. Desde aquí, descubrimos en la parte de atrás, uno de los jardines históricos más hermosos de Galicia.
Es el parque de Castrelos más cuidado y elegante. Cinco hectáreas de exquisitos rincones que nosotros les vamos ir descubriendo poco a poco. Lo más próximo al pazo es el jardín francés donde hay una camelia plantada en 1860. La característica fundamental de esta zona es la simetría y proporción del boj que recuerda a los delicados campos franceses.
Hacia la izquierda se encuentra la rosaleda donde esta hermosa flor es la protagonista. La veremos de múltiples colores y formas: amarilla, naranja, rosa, roja.
Una extraña variedad de rosa blanca y sin espinas, sin embargo, la encontramos en otra parte del jardín en el vergel inglés.
Si seguimos caminando encontramos un original palomar construido sobre lo que se supone que fue una antigua torre y a su lado descubrimos un bosque de eucaliptos plantados en 1872.
El parque de Castrelos siempre está activo. En verano múltiples conciertos concentran a cientos de melómanos y el resto del año es el lugar para el encuentro, el juego, el paseo, la conversación, el relax.
Otro de los lugares donde nos encontramos estampas entrañables es en la vieja Alameda, en pleno corazón de la Ciudad Olívica. Y en el paseo de las avenidas, la ciudad se abre al mar. Una zona peatonal ideal para pasar los ratos de ocio y hacer un alto en nuestra ajetreada vida.
Para despedirnos de Vigo subiremos a otro lugar espléndido y con unas magníficas vistas. El parque do Castro. Más salvaje que, los anteriores, este es un lugar idóneo para el amor, la tertulia, la música, el turismo, el paseo, la lectura o el descanso. O Castro es historia y modernidad. Es el otro Vigo. El tranquilo, el Vigo reposado sin tráfico ni prisas, donde el atardecer nos sorprende sereno y suave, observando.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook