Mapa de recursos


Aires de la Tierra de Montes

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un paraíso natural con un patrimonio etnográfico, delicioso.

A veces, los aires de la Terra de Montes traen el recuerdo de mil ausencias, que no soplaban buenos vientos, en estos municipios próximos a la gran montaña del Candán, en aquellos tiempos del éxodo.

 
Gente sencilla es la que habita en esta Terra de Montes. La gente que nos mostró Virxilio Vieitez, el retratista de Soutelo. Personajes que escribieron una linea en la historia de este país, a través de fotos, como Vieitez o como el mejor gaiteiro de Galicia, Avelino Cachafeiro, también nacido en este pueblo de Soutelo.
Estas casas que formaban el núcleo antiguo de Forcarei sirvieron de plató natural para el primer trabajo de uno de los cineastas más importantes de nuestra historia, Chano Piñeiro autor de la película en gallego de más éxito, Sempre Xonxa. Él compartió infancia entre estos caminos con el político Xosé Luis Barreiro y quizás también con el poeta Otero Espasadín natural de Cerdedo, que, aunque huído de su tierra, no perdió nunca el contacto con esta realidad.
Estos personajes forman parte de la Terra de Montes, al igual que otros tantos anónimos igualmente importantes para el desarrollo de estas poblaciones. Cómo era su modo de vida nos lo muestran en un curioso museo.
En Soutelo de Montes, en lo que llaman la aldea de arriba, una casa típica acoge el Centro Etnográfico de Terra de Montes. Formado a partir del empeño y entusiasmo de Constantino González y sus hijos, que recorrieron la comarca recopilando todo tipo de piezas durante 8 años. Aquí comprobamos cómo era la vida en la comarca hasta los años 60.
La planta de arriba acoge las piezas relacionadas con el proceso de transformación del lino, el telar, los espadeleiros, las mazas. Imitan el ambiente doméstico en los dormitorios, recreados con los útiles típicos de las labores del hogar, la educación. También una minuciosa muestra de los utensilios habituales en los oficios artesanales relacionados con la madera, zapatero, serrachín, carpintero.
En la parte baja de la casa vemos un equipo de cerero, uno de los oficios más importantes del concello, así como el de cantero, que le dio fama a la Terra de Montes.
Los arados, sementeiras, o útiles de la agricultura ocupan la mayor parte de esta zona, también ocupaba la vida cotidiana de las gentes que tenían aquí su modo de vida. Son más de 1000 piezas que intentan dar a conocer la cultura preindustrial, el día a día de antaño, y sobre todo evitar la desaparición del patrimonio etnográfico de la Terra de Montes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook