Mapa de recursos


Entre Bateas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El desarrollo de los cultivos marinos en Galicia ha sido espectacular.

En las Rías gallegas, en las Altas y en las Baixas, dicen que nace y crece el mejor mejillón del mundo. Y el mejor mejillón de este mar sereno es el que nace y crece entre las bateas de Arousa, que son el barco de la vida de la gente que habita en sus ribeiras. Es decir, su principal industria. Porque Galicia es el primer productor mundial de mejillón.

 
Mil doscientos kilómetros de costa. Dos mares. Elementos más que suficientes para haya una importante fauna marina. Pero si además añadimos un paisaje de antiguos valles fluviales invadidos por el mar, convertidos ahora en rías de condiciones únicas el resultado es la costa gallega.
Las rías dibujan un paisaje exclusivo, marcan el litoral como una puntilla, pero además constituyen unos ecosistemas ideales para el crecimiento de especies marinas.
Por ello son utilizadas como auténticas huertas marinas, donde se cultivan especies como el mejillón, la ostra o las almejas. Aunque es el mejillón el acaparador de casi la totalidad de las bateas, ya que este es el mejor sistema de los conocidos para su cria Las rías de Vigo, Pontevedra, Arousa, Muros-Noia y Ares-Betanzos son las cinco en las que se ubican los polígonos de mejillón. Entre todas suman más de 100 kilómetros de longitud y una superficie de casi 750 kilómetros, con lo que la producción está casi garantizada.
Solo en la ría de Arousa, la más grande con 230 kilómetros de superficie, casi un 70 % de esta está dedicada a las bateas.
Estos cultivos suponen el medio de vida para muchos hombres y mujeres de mar, las más de 3.000 bateas que adornan las rías generan unos 11.500 puestos de trabajo directo y 7000 indirectos. Y es que el mejillón es uno de los sectores estratégicos para la economía gallega, con una facturación anual que se mueve alrededor de los 100 millones de euros.
Estas bateas son un vivero flotante rectangular, hecho en madera de eucalipto. De esta estructura se cuelgan las cuerdas, cada batea puede llevar hasta quinientas. Aunque el cultivo de este molusco empieza por la obtención de la semilla de las rocas. Entre los meses de octubre a abril se consiguen las crías en las rocas. Una vez obtenidas se envuelven en las cuerdas con la ayuda de una red fina. En pocos días la cría ya se fija a la cuerda y permanecerá unos 6 meses hasta que se produce el desdoble.
Es decir, se recolocan los mejillones ya crecidos en nuevas cuerdas para facilitar su crecimiento, y se vuelve a colgar la cuerda de la batea, hasta que consigue el tamaño deseado. En total uno 18 meses. Aunque el tamaño comercial depende mucho de su destino, fresco o para conservas y empresas procesadoras .
Pero no piensen que este es un invento nuevo, porque fue ya en el siglo XIX cuando se empezaron a hacer las primeras experiencias de cultivo en Carril.
Las pruebas se continuaron durante las primeras décadas del siglo XX. Hasta que en los años 40 el señor Ozores Saavedra decide intentar el cultivo de mejillones suspendidos.
En 1945 se fondea en la ría de arousa la primera batea, una estructura muy rudimentaria donde se colgaba una única cuerda de esparto. Los buenos resultados llevaron ya a 10 bateas más al año siguiente en el puerto de Villagarcia. Comenzaron los fondeos en la ría de Vigo , se instalan bateas en casi todas las rías hasta que en 1956 llegan a la ría de muros.
Durante estos años se estudiaron distintas estructuras, hasta quedar la que hoy conocemos.
Aunque el paso del tiempo hace que también evolucione y hay en día se estudia un prototipo de batea mucho más estable, que se puede hundir y reflotar según las necesidades.
Estos esfuerzos han derivado en un mercado imprescindible para la economía y sobre todo para la sociedad gallega. Somos los proveedores de casi la mitad del mejillón que se consume en Europa, y eso, desde luego no es casualidad.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook