Mapa de recursos


LA FUERZA DE LA PALABRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La fuerza de una cultura y de un País, Galicia.

La Real Academia Galega ha cumplido el pasado año su primer centenario, superando las etapas difíciles de su propia historia, para distinguirse como un organismo cultural dinámico y con proyección de futuro.

 
El 30 de Septiembre de 1906 nacía en el salón de la Unión Recreativa e Instructiva de Artesanos la Real Academia Galega.
Muchos han sido los cambios desde entonces?pero lo que ha permanecido desde aquel día es el espíritu de lucha por el reconocimiento a una lengua. A pesar de las adversidades vividas, la Real Academia ha sobrevivido y ha sabido renovarse hasta abarcar diversas disciplinas entre sus componentes.
El pasado año ha cumplido su centenario y lo ha gritado a toda Galicia a través de una exposición instalada en la fundación Caixa Galicia de A Coruña.
Por primera vez se pueden ver documentos y objetos que marcaron la historia de la lengua. Aunque la academia es también difusora y guardiana de la riqueza cultural de este país.
Su labor como regidor lingüístico es inigualable, por la normativa morfológica y ortográfica, por impulsar la Lei de Normalización Lingüística o por crear un diccionario de Lengua Gallega, entre otras actividades.
Esta exposición muestra momentos históricos, significados, y sentimientos, a través de referencias simbólicas o de objetos significativos.
Los mártires de Carral encabezan la muestra, como la primera generación galleguista consciente de la necesidad de construcción de un país.
Constructor fue también Murguía, primer presidente de la institución. Mitos culturales como el celtismo consiguen su representación palpable junto a las partituras o carteles que demuestran el orgullo nacional a través de las artes escénicas.
La lengua y la literatura fueron los responsables de narrar una nación, y Rosalía fue el máximo exponente de un movimiento que promovía esa identidad nacional, sobre todo con la publicación de Cantares Gallegos.
La política, la concreción de un territorio Geográfico determinado, los símbolos o la emigración nos llevan a conocer la faceta más literaria del país.
Las mesas de trabajo del Padre Sarmiento, de Rosalía de Castro, uno de los pocos muebles que se conserva de la escritora, la camilla de Ramón Piñeiro o el escritorio de Castelao se entienden como símbolo de comunicación, en este caso de ideas, de sentimientos.
Se trata de una muestra que exhibe el orgullo de una nación, la fuerza de una cultura representada en su historia y en sus gentes, pero impulsada y defendida desde hace 100 años por la Real Academia Galega a través de la fuerza de la palabra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook